Las palabras son una hermosa herramienta de comunicación que nos diferencia  a la especie humana y que de nada valen si no tenemos cuenta que un mismo vocablo puede tener diferentes significados y evocar distintas emociones.

Hace tiempo que a todo el equipo nos molesta llamarle arpón a un artilugio que colocamos en el pecho de las mujeres previamente a la cirugía para que el cirujano pueda respetar el máximo el tejido sano y ser más preciso en su cirugía.

La verdad es que esta no es la única palabra que destila belicosidad en el ámbito sanitario en que nos movemos-la radiología -y que casi sin darnos cuenta las hemos asimilado sin ningún recelo. Como os decía en el equipo  hemos dicho BASTA! y nos proponemos un cambio de lenguaje más adecuado para evocar la paz que desean  nuestras pacientes.

Diccionario bélico de radiología 

Aunque nos parece que no utilizamos un lenguaje violento en nuestro día a día las palabras bomba, pistola o disparo surgen sin cesar cual  en película de Bruce Willis. Cuando lo piensas e imaginas el efecto en aquellos ajenos a nuestro lenguaje profesional te das cuenta de que algo debemos cambiar.

Vamos a ver cuáles son las palabras que utilizamos que pueden molestar a quienes no están trabajando con nosotros cada día, los pacientes. 

1- Arpón: 

239CE4EC-20F0-40D0-8744-58AE46EDA42E
Guía de localización quirúrgica para lesiones no palpables. Consiste en un pequeño hilo metálico que se fija en la lesión  y sobresale por la piel. El cirujano lo retira en quirófano y consigue una cirugía más precisa. No hay paciente que no nos comente lo poco adecuado de este término. Con el miedo  que tienen la solución pacientes antes de ir a un quirófano les hacemos pasar por radiología  para que les  pongan un arpón como si fuera una técnica de pesca! 🐟

Propuesta para cambio: LOCALIZADOR

 

2-Pistola:

6939EF96-D2C2-4E66-918F-9B55082D98BEOtro de mis artilugios cotidianos. Para obtener una muestra de tejido disponemos de un dispositivo que es capaz de recortar un pequeño cilindro de tejido que consta de un mango y una aguja desechable. A este dispositivo le llamamos pistola. Incluso una de la más utilizadas su nombres es Magnum.

Suelo enseñar el ruido que hace a las pacientes antes de introducirla y su chasquido metálico diciendo que es similar a una grapadora. La comparación es desagradable pero es el ruido más parecido. Las mismas pacientes lo denominan así.

Propuesta para cambio: MANGO PARA BIOPSIA.

 

3-Disparo:

Esta es la palabra reina de la radiología. Disparamos cada vez que obtenemos una imagen en radiología, en el escáner o en la resonancia. En realidad es una palabra que en fotografía también se utiliza.

 Y quizás hemos asociado a la adquisición de imágenes en un equipo de imagen para diagnóstico.En el caso de la pistola de biopsia el dispositivo tiene un pulsador que acciona el corte del tejido por parte de la aguja, también a eso le llamamos disparo. Mucha veces necesitamos hacerlo a dos manos y oír “dispara ahora “ no es lo más adecuado para la tranquilidad de las pacientes.

Propuesta para cambio: CAPTURA DE IMAGEN

4-Rayo:

A8581A0A-3039-4D4E-81BE-7BB5C0E2F1A3

Al haz de radiación le llamamos rayos. Para acabar de rematar nuestro lenguaje bélico. Disparamos rayos! ⚡️⚡️

 
 

5-Bomba:

5D9A6DA9-414A-49D6-A202-BFFC03B21EC4Llamamos bomba al dispositivo inyector o bomba de inyección que sirve para inyectar de manera automática y a velocidad controlada el contraste endovenoso en los estudios que lo precisan en la sala del escáner o la resonancia.💣

Propuesta de cambio: INYECTOR

Imaginaos la conversación en el servicio de radiología, plagada de palabras como disparos, bombas y rayos, cuando no arpones. Y si el paciente es un niño ya podemos imaginar el terror! 

Reto para Junio, no más lenguaje bélico.

Para los que este es el primer post que leéis  os cuento que a principios de año me propuse buscar pequeños retos cada mes para un objetivo que personalmente me gustaría alcanzar, humanizar la radiología.

Para este mes la propuesta  es evitar estas palabras y sustituirlas por otra que no evoquen la violencia ni asusten a los pacientes. Ni bombas ni disparos ni arpones!  

Me gustaría encontrar palabras para reemplazar este lenguaje, espero sugerencias de mis atentos lectores, pacientes y profesionales de la radiología que quieran colaborar.Igualmente otras palabras que os parezca que debemos sustituir para la tranquilidad del paciente.

Os dejo el listado de mis primeros seis meses de retos para #HumanizarLaRadiología:

  • Dirígete al paciente por su nombre y preséntate con el tuyo.
  • Informa al paciente de todo lo que le va ocurrir durante el servicio, no des por hecho nada.
  • Cambia la actitud para que todo cambie, ponte en el lado del paciente.
  • Pregunta al paciente sobre su experiencia de paciente al acabar de atenderlo. Escúchalo y propon tu mejora continua gracias a él.
  • Actua en red colaborativa cooresponsable, piensa en redarquía y nunca necesitaras un jefe además de sentirte humano en el proceso de diagnóstico.
  • Aparta el lenguaje bélico, ni bombas ni disparos ni arpones. Palabras de paz para los pacientes

 

PD. Esta semana he tenido el placer de escuchar a Federico Mayor Zaragoza, Presidente de la Fundación Cultura y Paz en el primer Congreso de Mediación en Salud. Sus palabras me animan a buscar mejores palabras para el entorno sanitario siempre con el propósito del uso de las palabras para la búsqueda de la paz.

Y si lo que has leído te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales para que sean redes de paz para los pacientes.