La técnico Martina formando a una nueva alumna de prácticas, Laila.

La técnico Martina formando a una nueva alumna de prácticas, Laila.

Historia cercana

Hace unas semanas Martina, una de los técnicos de nuestro centro, se acercaba a mi despacho acompañada de Alejandro Escorza, su profesor de formación profesional que casualmente la había reconocido al pasar por la sala de espera a acompañar a un paciente. Martina pertenece a la primera generación de técnicos especialistas en radiodiagnóstico de España formada en el Hospital Clínic  en el año 1981, ¡apenas eran siete alumnos! Martina recordaba a Alejandro como un excelente formador y un pionero en la profesión.

Pues bien, Alejandro se había formado en el despacho de radiología de mi abuelo el Dr. Fernando Manchón coincidiendo con mi padre Dr. Antonio Manchón en los años 70. En unos momentos me relató sus comienzos en la profesión al lado de mi familia y el excelente recuerdo que tenía de ambos.

La profesión de técnico ha evolucionado muchísimo, sobre todo por la revolución tecnológica que han supuesto los últimos cien años que han sido los primeros para el uso médico de los Rayos X. Desde las antiguas máquinas de radiología y el revelado de las imágenes en cuartos oscuros a las potentes máquinas de resonancia y los escáneres actuales que obtienen con facilidad miles de imágenes en escasos minutos y que se pueden almacenar, visualizar, postprocesar o enviar digitalmente.

La formación hoy en día

Como explicaba en el post anterior, esta es una profesión relativamente nueva y que ha precisado adquirir nuevas competencias en escasos años.

Recuerdo haber trabajado con otro de los técnicos que trabajaba con mi abuelo que era el responsable de rotular con plumilla  a mano el nombre de los pacientes en las placas de radiografías en el cuarto oscuro. Había sido seleccionado por ser el mejor con la caligrafía. Hoy en día las competencias requeridas son muy diferentes y de mayor responsabilidad.

En nuestro país esta profesión es un ciclo de formación profesional de grado superior pero en la mayoría de los países de Europa y del mundo es una titulación de Grado Universitario: el radiographer.

Desde hace años las Asociaciones de técnicos reclaman a la administración un cambio legislativo que permita pasar a ser un Grado Universitario también en nuestro país. Es un cambio que seguro que tiene muchas implicaciones que deben valorarse y prever anticipadamente. Desde aquí me sumo a la Sociedad Española de Graduados en Radiología (SEGRA) en su reclamación.

Profesionales que manejan tan alta tecnología y forman parte del diagnóstico de complejas áreas de diagnóstico como la cardiología, la neurología o la oncología precisan ampliar su formación para poder adquirir las altas competencias que necesitamos que dominen.

La profesión de técnico de diagnóstico por imagen es una profesión interesante que recomiendo a quien tenga vocación de formar parte de los profesionales sanitarios. Alta tecnología con vocación de servicio a los pacientes.

Ahora cuando acudas a un servicio de diagnóstico ¡ya sabes quién te atiende! Os dejo con un video de Miguel Angel de la Cámara. Técnico superior en diagnóstico por imagen con altas competencias en redes sociales, formación y comunicación médica. Un ejemplo de los nuevos profesionales que nos acompañan en los servicios.