La famosa modelo Bimba Bosé nos ha sorprendido de nuevo mostrando su mastectomía y casi sin pelo.
Ya en mi post «Vivir entre costuras» comenté lo importante que es contribuir a que la mastectomía no sea un motivo de vergüenza.
bimba-bose--478x650Bimba Bosé muestra su mastectomía en la portada de la nueva revista Vein Magazine
El pecho forma parte de nuestra identidad femenina y su pérdida no es tan fácil de afrontar. Cada mirada en el espejo y pequeños gestos como vestirse a diario se encargan de hacer que sea un hecho difícil de olvidar.
Bimba me ha parecido muy valiente. Su gesto no tiene nada de superfluo. Nada que ver con su mundo de la moda. La modelo siempre transgresora en esta ocasión está siendo muy generosa con aquellas mujeres que sufren a diario cada vez que miran su cuerpo apedazado. Ahora ellas tienen una imagen que les representa. ¡Gracias Bimba!
¿Puede ser bella una mujer mastectomizada?
Bimba y otras valientes anónimas como las de la exposición de «Costuras a flor de piel» nos han demostrado que su imagen desprende belleza y serenidad.
Aunque la reconstrucción es cada día más frecuente existen muchas mujeres que deciden no reconstruirse. Una nueva tendencia es la de los tatuajes.

surgical_scar_coverup_tattoo_by_danktat-d4gezgpEjemplo de tatuajes para cubrir cicatrices

Existen verdaderos artistas tatuadores que se han especializado en convertir cicatrices en obras de arte con delicadas imágenes. Esta es  otra opción en auge.

Una mastectomía cercana

Este verano he vivido de cerca la mastectomía de alguien cercano a mí. Ella también es una gran valiente que también afronta sin vergüenza su mastectomía.
La imagen del quirófano al terminar la cirugía no se me olvidará nunca. El respeto de los presentes en el quirófano ante la pérdida de un pecho en una persona joven emocionaba.
Muchas veces me preguntan si me acostumbro al sufrimiento de los pacientes y os puedo asegurar que ni yo ni ningún buen profesional de la salud se acostumbra.
Los allí presentes me demostraron que  a pesar de estar habituados a las mastectomías tampoco lo viven con frialdad.
Vivirlo en directo me ayuda a valorar el sufrimiento que hay detrás de esas cicatrices que controlo a menudo.
La mastectomía en el futuro
Los profesionales de la salud  vemos la mastectomía de otra manera. Para nosotros es un paso necesario para salvar una vida y triunfar frente a una enfermedad.
Esta justificación nos permite verla con un sentido práctico y obviar en ocasiones que la pérdida de un pecho  es una situación difícil de afrontar. Aún así anhelamos el día en que la mastectomía sea un antiguo método de curación.
Hace un tiempo, la mastectomía era imprescindible en el tratamiento del cáncer de mama, pero hoy en día es evitable en la mayoría de los casos. Sólo está indicada en el caso de que la  enfermedad se haya extendido y no permita un tratamiento conservador con resultado estético adecuado o garantía de extirpar toda la enfermedad.
Nuestro reto está ahí. Encontrar un tratamiento farmacológico que evite la cirugía mutiladora. También es imprescindible tener métodos de imagen como la Resonancia Magnética, que lleguen a tener una fiabilidad suficiente para demostrar que no queda ni rastro de la enfermedad.
Ese futuro creo que se acerca y entonces quizás la mastectomía quede en el olvido.