Tras unos días de descanso volvemos con  el octavo reto de seguridad en radiología. En esta ocasión os quiero hablar de la prevención de infecciones en radiología. En radiología también la seguridad está en tus manos. Y nunca mejor dicho porque una de las medidas de asepsia  imprescindibles para el profesional sanitario es el lavado de manos. 

Historia de la asepsia y antisepsia

Quizás  en las últimas semanas has oído hablar de la infección por Listeria. Ésta ha sido sin duda la noticia más relevante de este verano. Una infección causada por la bacteria Listeria Monocytogenes. No se si te has preguntado por el origen del nombre de este patógeno. Su nombre es un homenaje al cirujano británico del siglo XIX Joseph Lister. Eminente cirujano y descubridor de los antisépticos. Lister fue uno de los padres de la cirugía moderna, gracias al estudio de la asepsia y la antisepsia. Basándose en los descubrimientos de Pasteur, Lister demuestra la relación entre la putrefacción de las heridas quirúrgicas y la mortalidad de los pacientes quirúrgicos. Sus estudio y la implementación de las medidas de asepsia y antisepsia han permitido el avance de la cirugía a los niveles que tenemos en la actualidad. Ninguna técnica hubiera sido posible sin la prevención de infecciones implementada por este famoso cirujano. Seguro que ahora te suena más la bacteria más famosa de este verano y  su relación con un famoso antiséptico bucal.
A finales del siglo XIX Florence Nithingale, madre de la enfermería moderna, desarrolla también su labor en la asepsia y antisépsia con excelentes resultados.  La medicina moderna le debe también gran parte de su progreso a los conocimientos aportados por esta enfermera.

Lavado de manos en radiología 

En la sala de radiología se suceden los pacientes y es imprescindible que los profesionales sanitarios realicen un lavado de manos según las recomendaciones de la OMS. Por nuestras salas pasan decenas de pacientes diarios y a veces la rutina nos puede hacer olvidar un buen hábito de relevancia mayor para la seguridad de nuestros servicios.
Parece algo obvio pero la existencia de campañas para su recordatorio nos ayudan a tener presente su importancia. ¿Te apuntas a recordar?

 “Los 5 momentos para la higiene de las manos”

La Organización Mundial para la Salud (OMS) define claramente cinco momentos críticos para el lavado de manos del personal sanitario.

    1. Antes del contacto con el paciente
    2. Previo a la realización de una tarea limpia y/o aséptica
    3. Después del riesgo de exposición a fluidos corporales
    4. Tras el contacto con el paciente
    5. Tras el contacto con el entorno del mismo

 

 
Por si te queda alguna duda y quieres conocer el por qué de estos momentos te diré que se trata de proteger al paciente, protegerte a ti mismo y proteger el entorno sanitario. Realmente importante.

Buscando información sobre el tema me he topado con este vídeo del Hospital Clinic que puede ayudarte a recordar. Existe una técnica específica para este lavado que podrás refrescar durante el mismo.

Resumen de los retos hasta ahora propuestos para aumentar la seguridad de los pacientes en el servicio de radiología:

  1. Verifica el nombre del paciente y la prueba a realizar.
  2. Conoce las reacciones adversas a los contrastes y su posible tratamiento.
  3. Traslada toda la información relevante en el cambio de turno. ¡Por escrito mejor!
  4. Respeto, no más interrupciones en el momento del informe del radiólogo.
  5. Por una radiología sin caídas accidentales.
  6. Detectar y comunicar hallazgos inesperados 
  7. Cada imagen en su archivo.

¡Hoy de nuevo te pido que compartas este post  si te ha parecido interesante! ¿Me ayudas?
Por un servicio de radiología más seguro para pacientes y profesionales.
!Te deseo un feliz inicio de curso!

Pilar Manchón
Directora Asistencial de Grup Manchón Radiología