Dra. Manchón: «¡Hoy me pongo el bigote!»

Después de un octubre rosa dedicado al cáncer de mama nos encontramos con Movember un mes dedicado a la salud masculina y principalmente al cáncer testicular y al cáncer de próstata.

El movimiento Movember se inicia en el 2003 en la ciudad australiana de Melbourne, cuando un grupo de jóvenes deciden dejarse el bigote en apoyo a un amigo que padecía un cáncer de próstata. La Fundación Movember empieza a recaudar fondos para la lucha contra esta enfermedad y se abre camino a otros países.

Actualmente, también se dedica a la lucha contra otras enfermedades masculinas como el cáncer testicular y la salud mental masculina (prevención del suicidio). Deseo que el cáncer de mama masculino se incorpore a esta iniciativa, dando visibilidad a ese colectivo minoritario del cáncer de mama.

El nombre de esta iniciativa proviene de la combinación de las palabras “Moustache” y “November”.

CÁNCER DE PRÓSTATA

El cáncer de próstata es el segundo cáncer más frecuente y el equivalente para los hombres al cáncer de mama para las mujeres, por su dependencia hormonal. Uno de cada nueve hombres padecerán esta enfermedad a lo largo de su vida.

Este tipo de tumor se caracteriza por ser una enfermedad muy heterogénea. Mientras que en la mayoría de los casos es una enfermedad lenta 🐢 y poco agresiva, en un porcentaje pequeño de pacientes puede ser una enfermedad rápida y agresiva 🐆.

La incidencia del cáncer de próstata aumenta con la edad, siendo una enfermedad que se detecta en el 100% de las autopsias a los 100 años.

EL DIAGNÓSTICO PRECOZ ES POSIBLE: RESONANACIA MULTIPARAMÉTRICA DE PRÓSTATA

El diagnóstico precoz del cáncer de próstata se ha generalizado mediante la determinación del PSA (antígeno prostático específico) en un análisis de sangre a partir de los 50 años. Cuando se detectan niveles elevados de PSA o hay sospecha en el tacto rectal, se deberá realizar una biopsia prostática para confirmar si hay células cancerosas.

Hasta hace poco, las biopsias de próstata se efectuaban a ciegas tomando muestras de diferentes segmentos de la próstata mediante ecografía transrectal. Muchas veces estas biopsias resultaban negativas a pesar de que los niveles de PSA eran sospechosos y el cáncer permanecía sin diagnosticar. 

Esta situación obligaba a repetir las biopsias una y otra vez hasta llegar a un diagnóstico, con las molestias  y riesgos que supone esta prueba además de  un retraso considerable en el diagnóstico.

Recientemente, disponemos de una herramienta eficaz que permite guiar esas biopsias o retrasarlas en caso de que no existan imágenes sospechosas. Se trata de la resonancia prostática multiparamétrica. Mediante diferentes secuencias de imágenes y diferentes parámetros, se puede detectar con buena exactitud donde se encuentra el tumor. Exactamente, el mismo proceso que realizamos en la resonancia mamaria.

¿Qué se requiere para realizar esta Resonancia Multiparamétrica de próstata?

  • Tener profesionales superespecializados que conozcan la enfermedad al nivel de los clínicos que la tratan. 
  • Disponer de máquinas de alta resolución capaces de detectar lesiones milimétricas. La próstata es un órgano pequeño de no más de 4 cm en su eje mayor si no está aumentada de tamaño. Hablamos de tumores de escasos milímetros.
  • Uso de un lenguaje estandarizado, un lenguaje común a clínicos y radiólogos, que llamamos PI-RADS. Gracias a este lenguaje estandarizamos diagnóstico y tratamientos mejorando resultados.
  • Incluir información clínica detallada en el momento de realizar el estudio. El informe de la resonancia es mucho mejor si conocemos todos los datos clínicos del paciente incluido los datos de las biopsias previas. No olvides aportarlo siempre que tengas una exploración.

¿Qué diferencia a la RM  multiparamétrica de próstata respecto a otras técnicas de imagen, en el diagnóstico del cáncer de próstata?

Principalmente, esta técnica se caracteriza por su capacidad de diagnóstico molecular además del diagnóstico morfológico y de perfusión. Estamos hablando de ver la forma que tiene el tumor y cómo se comporta a la inyección de contraste además de ver el comportamiento molecular de los tejidos. Estas características son altamente eficaces para detectar a los tumores más agresivos.

Es deseable evitar detectar tumores poco agresivos.

Sabemos que el cáncer de próstata no supone un peligro para un importante porcentaje de pacientes. Lo deseable es detectar aquellos tumores que van a ser más agresivos y que podrían poner en riesgo la vida del paciente.

Así pues, la segunda ventaja de la resonancia multiparamétrica consiste en evitar el diagnóstico de tumores poco relevantes, que nos permitirá evitar tratamientos agresivos que pueden dar lugar a secuelas importantes para los pacientes.

¿Cuándo aporta valor  el uso de la RM mp de próstata  en el manejo del cáncer de próstata?

La Resonancia Multiparamétrica la utilizamos para hacer un mapa de la extensión de la enfermedad. 

También es esencial para determinar la mejor opción para el tratamiento, cuando preservar estructuras neurovasculares de forma segura. 

Es la mejor manera de guiar una biopsia, es posible fusionar las imágenes que se obtienen en la resonancia con la imagen en tiempo real de ecografía y detectar lesiones no visibles de otra manera.

Muchas veces la mejor opción es vigilar al tumor, se trata de tumores con poco riesgo de crecimiento que no vale la pena tratar hasta que no se detecta un cambio en su crecimiento.Le llamamos vigilancia activa. Evitamos efectos secundarios y mantenemos así la calidad de vida del paciente de forma segura.

La resonancia es igualmente esencial para controlar y detectar recaídas de la enfermedad.

Esta exploración promete ser muy importante para permitir un diagnóstico precoz eficaz y preciso de los tumores que pueden poner en peligro la vida del paciente evitando diagnosticar aquellos tumores que nunca darían problemas a los pacientes.

¡Hoy, por ellos, me pongo el bigote!

Os dejo un vídeo explicando el valor de la resonancia prostática multiparamétrica que grabé para la Fundación FEFOC.