Fiel a su cita anual, el pasado domingo día 8 de noviembre se disputó en Barcelona la Carrera de la mujer.

La participación de 27.000 mujeres y los dorsales agotados desde hace semanas no puede más que calificarse de gran éxito. Se recaudaron más de 130.000€ para la investigación del cáncer de mama.. Son cifras tan contundentes como el rosa que teñía las calles de Barcelona.

Mi primera carrera.

Me estrenaba en esta carrera y los nervios me iban recorriendo por dentro desde hacía días. Desde la recogida del dorsal el viernes, la preparación de la ropa la noche antes y el despertador de aquella mañana, todos estaban cargados de emoción.

rosa1La llegada a la cita en plaza España fue impresionante. En pleno domingo y de buena mañana los grupos de mujeres se encontraban para correr juntas con una sonrisa y ganas de participar. La niebla era espesa como si nos encontrásemos en Londres pero el rosa chillón de las 27.000 camisetas alegraba la estampa. ¡Ya saldría el sol!

Poco a poco nos poníamos en la línea salida ocupando ampliamente toda la Avenida Mª Cristina. Para calentar el ambiente de espera, corría la música y el baile. La charla animada de tanta mujer junta ponía el sonido de fondo.

Por fin la salida.

Como novata, participaba en la sección de andarinas. La caminata atravesaba la ciudad con un recorrido cercano a los 8 Km rodeada de 27.000 participantes que corrían para apoyar a las mujeres que tienen o han tenido un cáncer de mama.

Ha sido todo un paseo, un paseo rosa. Lo que en algún momento pudo parecerme difícil me ha resultado fácil.

La llegada a la meta ya con el sol iluminando la ciudad fue todo un subidón de alegría.

El año que viene más.

PD: Mensaje a la organización: Limitar la participación sólo a mujeres no parece fácil de justificar. De hecho eran muchos los hombres participando ¡disfrazados con pelucas! Y algunos otros se han quedado en casa con ganas de participar. En mi casa uno por lo menos ;Drosa2