Esta es quizás la pregunta que respondemos con más frecuencia en la consulta.

La mamografía a día de hoy, es la herramienta principal cuando queremos detectar cáncer de mama  precozmente antes de que tengamos ningún síntoma. Como ya he explicado en otras entradas del blog, la mamografía es una técnica radiológica  que utiliza radiaciones en baja dosis para obtener una imagen de todo el volumen de la mama. Con la mamografía podemos detectar tumores benignos o malignos y encontrar signos precoces de lesiones malignas o premalignas en forma de pequeñas calcificaciones o alteraciones de la arquitectura del tejido de la glándula mamaria. Desde hace años la mamografía digital nos ha permitido mejorar la calidad de la imagen y aumentar la precisión de los diagnósticos. Ahora disponemos de una técnica en 3D, la tomosíntesis. Esta técnica permite aumentar la tasa de detección de tumores invasivos hasta en un 30% y  su generalización supondrá un nuevo avance en el diagnóstico precoz del cáncer de mama.mamografia

La ecografía es una técnica inocua que usa ultrasonidos para generar una imagen del tejido mamario. Es la técnica de elección cuando tenemos que hacer un diagnóstico de una alteración en la palpación o una imagen en la mamografía. Igualmente es la técnica de imagen preferida para guiar las biopsias. Permite diferenciar entre sólido y líquido por lo que con su uso podemos tranquilizar a las pacientes en el caso de que se trate de un simple quiste, una de las lesiones más frecuentes y benigna. Aunque complementa muy bien la mamografía nunca la puede sustituir como técnica de screening.ecografia

¿Y la resonancia que nos aporta?

La resonancia es una técnica de imagen que no usa radiación. Se basa en un potente campo magnético y ondas de radiofrecuencia para obtener imágenes muy precisas a nivel morfológico como molecular. Nos permite conocer la forma y distribución de los tumores así como parámetros de su biología. De ahí la potencia de su diagnóstico.

La resonancia a pesar de ser la más sensible y específica para el diagnóstico de las patologías mamarias se reserva para estudio de extensión del cáncer de mama, el control del tratamiento de quimioterapia, el screening en mujeres con riesgo elevado de padecer cáncer de mama, el control de las prótesis de mama, la guía de biopsia de lesiones sólo visibles en resonancia  o en ocasiones el diagnóstico dudoso. Es una técnica que requiere el uso de contraste endovenoso y un tiempo más largo de exploración que la mamografía o la ecografía. Esto hace que la resonancia sea la más incómoda para las pacientes pero su alta eficacia hace que sea imprescindible para las pacientes cuando está indicada.resonancia

Por tanto cada técnica de imagen está indicada para una situación diferente. No es lo mismo hacer una exploración de cribado o screening cuando no existe ningún indicio de patología, que estar investigando un bulto palpable o alteración en la piel o necesitar un estudio completo por que ya se conoce que hay un cáncer.

Todas son técnicas excelentes si se utilizan adecuadamente en manos del experto en senología.