Apenas han pasado unos meses pero me consta que este blog ya tiene sus seguidores fieles a quien no puedo nada más que agradecer que me animen a escribir semana a semana. Este blog ha sido una de mis alegrías del 2014.
Esta semana Navideña quiero desearos a todos unos días muy felices.
Muchas de mis pacientes están en pleno tratamiento, con algunas nos hemos visto estos días: para ellas mis mejores deseos.  Me ha gustado ver a una de ellas hoy mismo. Sus sesiones de quimioterapia han acabado y espera al nuevo año para la cirugía.
Otra de mis pacientes con reciente diagnóstico pasó ayer mismo para contar que ya ha iniciado su tratamiento.
La semana pasada una paciente pasaba a felicitarnos las fiestas y cerrar el círculo que se inició en nuestro centro con una mala noticia. El concepto de cerrar etapa nos encanta. Ahora una vez terminado el tratamiento nos recuerda con cariño y agradecimiento. Lo más bonito que nos ha dicho es que se alegraba de haber tenido un cáncer para conocer el trabajo y la actitud de los profesionales de la salud que la han tratado. Una frase difícil de entender  pero que para ella era importante transmitir. Emocionante.
Cómo veis tengo mucho que devolver y para eso voy a seguir compartiendo desde aquí mi experiencia y la de esas heroínas que comparten conmigo parte de su lucha.
También desde esta ventana aspiro a  ayudar a otras mujeres dando la información veraz sobre patología mamaria. Formar e informar pacientes es para mí una obligación como médico. El próximo año seguiremos.
Desde aquí agradezco a mi equipo que manejan al mismo nivel de excelencia motivación, tecnología y cariño. A mis compañeros de trabajo, amigos y familiares que me animan y comparten mi blog en las redes sociales, como Silvia que me ha leído desde el otro lado del mundo todas las semanas. En especial, quiero agradecer a mi marido su paciencia, en este blog tiene una gran competencia pues me ocupa parte de nuestro tiempo libre.
Mis mejores deseos para el  nuevo año 2015 a todos mis seguidores y desde aquí un gran abrazo virtual con una gran canción de Gloria Estefan.