Hace ahora seis años que nacía este blog con la intención de extender la consulta diaria a la red y alcanzar un número de personas mayor de lo que puedo atender de manera presencial. 

Este espacio ha crecido, se ha transformado, hasta formar parte de mí. Se emociona, sufre y cambia conmigo. Hoy toca celebrarlo, aunque sea una celebración en la intimidad.

¡Bienvenida la salud digital!

Como os decía, en cada encuentro con mis pacientes dedicaba parte del tiempo para resolver dudas, aclarar conceptos y formar e informar a mis pacientes; y es de esa parte de la consulta que nace la idea de este blog. 

Pasados seis años, la pandemia ha transformado nuestras vidas y el blog ha abierto por primera vez su consulta online. 

Es una novedad que deviene de la necesidad de atención sanitaria online en estas últimas semanas de confinamiento. Ante el pensamiento de imaginar a las mujeres asustadas en su confinamiento no cabía nada más que poner al servicio de la población aquello con lo que yo podía contribuir. Mis conocimientos.

Nada volverá ser igual en el mundo sanitario, la consulta online ha irrumpido para quedarse, es el momento de pensar en los pacientes del siglo XXI y mudarnos de siglo por fin en el sector sanitario La aceleración en el proceso de transformación digital será uno de los beneficios de esta epidemia. 

La consulta online y la e-salud han llegado para quedarse, toca prepararse para que no sea un servicio de emergencia. Las barreras que han hecho que la transformación digital quedase ralentizada en los servicios sanitarios han sido derribadas en un solo momento. No debemos desdeñar esta oportunidad.

Coronavirus en el blog

En estos seis años he compartido con vosotros mis sentimientos respecto a sucesos relevantes como atentados, necesidades sociales del momento e incluso compartido mis lecturas favoritas. 

En las últimas semanas, la pandemia de la COVID19 nos ha arrastrado con los sucesos quizás más importantes de nuestra vida y eso ha marcado también el curso del blog. Primero tocó informar de lo poco que sabíamos sobre el coronavirus y luego reclamar humanidad para el momento.

Resiliencia en pandemia

Han sido nueve semanas de locura donde el miedo ha aplastado y sigue aplastando nuestro cerebro. 

En estos momentos se empieza a notar las secuelas del aislamiento social, de la falta de contacto con la naturaleza y la necesidad de certidumbres en nuestro horizonte. Yo creo que no soy la única que despierta cada mañana con la sensación de estar harta de esta situación. 

No pienso derrumbarme. 

Pero sí creo que toca reconocer la huella de esta larga primavera oscura, no sin reconocerme como privilegiada por no haber estado en la línea de fuego del coronavirus.

Siempre he pecado de optimista, pero ahora mismo es un optimismo diferente, algo desgastado. Parece que flaquea el empuje de otras semanas que me ha llevado en volandas con el único objetivo de adaptarse a las circunstancias para conseguir sobrevivir al momento. 

Necesitamos tregua para coger fuerzas. Espero y deseo que encontremos todos la fuerza necesaria para reconstruir nuestro mundo. En mi caso ver un trocito de mar es todo mi deseo.

Nada será igual en la ciudad

Vivir en una gran ciudad en confinamiento nos penaliza. Nos impide tener acceso al efecto calmante que la naturaleza ejerce sobre nuestras almas estremecidas por la pandemia. La resiliencia flaquea cuando nos falta la medicina que nos cura.

Salimos a la calle por turnos, pero hacinados y eso nos genera un sentimiento encontrado. Miedo al rebrote de la infección y alegría de tener acceso a la vuelta parcial de nuestra libertad. 

Atrás quedaron los días donde te asomabas a la ventana y la calle era un desierto. Los comercios empiezan a abrir sus persianas, pero algunos por desgracia ya han dado paso al cierre definitivo. 

Esta primavera distinta nos tiene a todos en vilo. 

La distribución de la población en grandes urbes ha quedado en entredicho, la vida rural tomará relevancia después de esta crisis. Valoraremos los espacios amplios para vivir y la naturaleza cercana. Los recursos sanitarios van a tener que distribuirse y organizarse si quieren no llegar tarde.

El blog seguirá vivo

Este es un cumpleaños del blog muy diferente. Reconozco que un blog que sobrevive a seis años es todo un éxito. Y esto me anima a seguir escribiendo. Ahora mismo, me falta la calma que se necesita para escribir, pero no me faltan las ganas ni el contenido para compartir con mis lectores. 

¡Este blog sobrevivirá a la pandemia!

Los últimos doce meses de mi vida han sido también doce meses trepidantes. En este último año, el blog ha pasado en muchas ocasiones a segundo plano. Unas veces por falta de tiempo físico y otras por falta de la paz mental que se requiere para escribir, pero siempre con ganas de seguir adelante. 

Es verdad que la sociedad ahora demanda mensajes más cortos y es por eso por lo que he dedicado tiempo a generar posts en mi cuenta de Instagram siendo esto competencia a la vez de complemento del blog. Puedes seguirme en esta red además de Facebook.

El Proyecto Hurra de Humanización de la Radiología se ha llevado también parte de mi tiempo y algunas cuantas entradas en su blog. 

Espero poder seguir adelante con este proyecto de vida, sobre todo ahora que la crisis sanitaria ha puesto de relevancia la necesidad de humanización que  requiere nuestra asistencia sanitaria.

Cumpleaños en pandemia 

 Con este cumpleaños del blog quiero dedicar un aplauso y un abrazo especial a todos los que han cumplido y están cumpliendo años  confinados en esta pandemia. 

Este es un cumpleaños muy diferente,  sin abrazos ni fiestas por lo que os merecéis una gran celebración cuando se pueda. ¡Felicidades a mi chico además de a todos los familiares y amigos por sus cumples confinados! 

Para finalizar, simplemente pediros prudencia en la desescalada. 

Si no somos todos responsables podemos tener que volver a pasar por una crisis similar pero con nuestros sanitarios de primera línea todavía sin recuperar fuerzas. Sin ellos y el esfuerzo que han hecho, las cifras de fallecimientos serían mucho mayores. 

Ayuda a que ellos nos puedan seguir cuidando a todos, cuídate.

4.50 - 2 Votos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.