autoexploracion-mamariaLa autoexploración mamaria es un control físico y visual que la mujer puede realizarse ella misma para detectarse posibles cambios en las mamas o axilas. Se debe vigilar el aspecto, tamaño y forma de las mamas así como la posible aparición de bultos tanto en las mamas como en las axilas.

Si durante la autoexploración se detecta alguno de los siguientes signos, acuda a su ginecólogo:

  • Cambio de color y textura de la piel
  • Abultamientos (nódulos)
  • Endurecimientos, hundimiento del pezón o de la piel
  • Arrugamiento o enrojecimiento de la piel
  • Enrojecimiento o rugosidad del pezón
  • Secreción oscura o sanguinolenta del pezón
  • Aumento de los ganglios linfáticos de las axilas

Recomendaciones:

1. Realizar la autoexploración mamaria mensualmente a partir de los 20 años y durante toda la vida, también durante el embarazo o después de la menopausia.

2. Elegir un día determinado del mes para no olvidarse.

3. Es mejor un día entre el 5º y 10º del ciclo menstrual, cuando es menos probable que las mamas estén doloridas o inflamadas. Una vez llegada la menopausia se puede elegir un día como el 1º de mes para recordar el control.

Advertencia: Si existen antecedentes de cáncer de mama en la familia es importante que lo sepa su médico para poder identificar familias de riesgo, lo que implica controles más severos.

¡Atención!: Esta técnica no debe utilizarse para reemplazar el examen profesional de un médico o la mamografía. La autoexploración mamaria debe servir como complemento a la inspección de un profesional o prueba diagnóstica.

Ver procedimiento de autoexploración mamaria