Actualmente, se desconocen las causas exactas del cáncer de mama. Sin embargo, existen algunos factores de riesgo:

  • Edad: las probabilidades de padecerlo aumentan conforme la mujer envejece. El riesgo es especialmente alto en mujeres mayores de 50 años.
  • Antecedentes de cáncer de mama: la mujer que ha tenido cáncer en una mama tiene un riesgo mayor de padecerlo en la otra mama.
  • Antecedentes familiares: el riesgo es mayor si madre, hermana o hija tuvieron cáncer de mama.
  • Alteraciones genéticas: los cambios en ciertos genes, como BRCA1 o BRCA2, aumentan considerablemente el riesgo de sufrir este tipo de cáncer.
  • Densidad de la mama: mujeres cuyas mamografías muestran mayor cantidad de zonas de tejido denso respecto de otras mujeres de la misma edad.
  • Obesidad o sobrepeso después de la menopausia: la posibilidad de tener cáncer de mama después de la menopausia es mayor si la mujer padece de obesidad o sobrepeso.
  • Sedentarismo: las mujeres que no realizan ningún tipo de ejercicio físico tienen un riesgo mayor de sufrir cáncer de mama.

CDR740898-750El cáncer de mama no suele producir ningún tipo de síntoma. Sin embargo, cuando se diagnostica en estados iniciales es porque la mujer participa en programa de cribado o porque se ha realizado alguna prueba de diagnóstico por la imagen (enlace a la página).

 

Los síntomas más frecuentes por los que la mujer deberá acudir al ginecólogo son:

  • Aparición de un nódulo en la mama o la axila
  • Dolor en la mama a la palpación. No obstante, se debe tener en cuenta que el dolor en las mamas es muy frecuente en mujeres, por lo que no debe ser motivo de angustia.
  • Cambio de tamaño en alguna de las mamas o en el pezón
  • Irregularidades en el contorno de la mama
  • Menor movilidad de una de las mamas al levantar los brazos
  • Alteración en la piel de la mama

Si detecta alguno de estos síntomas, le recomendamos que acuda rápidamente al médico.