Ya estamos en Julio y hemos cruzado el meridiano de mis doce retos para doce meses para humanizar la radiología. Un nuevo mes y un nuevo reto que me propongo. Cada mes se suman más lectores y el pasado mes de Junio batimos récords. También cada vez son más las personas que me comentan que se suman al reto desde distintos lados de la geografía, gente que ni siquiera conocía y que me animan a seguir. La familia de la radiología tiene interés y eso es lo más importante. No ha faltado tampoco la polémica, algunos ven el concepto de humanización de la radiología una contradicción, un oximoron. Me gustaría que así lo fuera pero siento que a pesar de la buena voluntad de todos nosotros, los profesionales, hay una necesidad por parte de los pacientes que debemos complacer.

Un congreso diferente: #SERAM18

Esta vez la inspiración viene del último Congreso de  la SERAM, la Sociedad Española de Radiología Médica. Cada dos años la familia de la radiología nos reunimos para trabajar juntos y compartir conocimientos, es la fiesta de la radiología. Radiólogos, técnicos e industria llevamos nuestras novedades para compartir en familia.En esta ocasión añadimos un nuevo protagonista, el paciente.

Cada edición de este Congreso supone una transformación del mismo y esta vez vería una transformación que intuyo veremos coger fuerza en nuestra profesión.

Dejo para otro post lo mucho que pudimos aprender del futuro que se nos avecina por la introducción de la inteligencia artificial en el mundo de la radiología. Sin duda alguna el tema estrella de la reunión.

En esta ocasión me acompañaban en la asistencia a este evento dos personas del equipo, Merche García, técnico y coordinadora de nuestra unidad de mama y Leonardo Romero, radiólogo especialista en senología también de nuestra Unidad de Mama. Ambos participantes como ponentes en el congreso con una ponencia que prometía por novedosa y arriesgada.

He de decir que ambos son parte integrante de un grupo de trabajo que constituimos hace un año y medio con el objetivo estratégico de humanizar la radiología en nuestros centros. Nuestra afín dedicación al paciente nos ha unido y esperamos trabajar para transformar la radiología con la innovación en la tecnología y en los procesos de diagnóstico sin olvidar el cuidado del paciente en todos sus aspectos.

El poder de lo invisible.

La ponencia en cuestión llevaba por título “El poder de lo invisible”, un enigma desde el principio para el público asistente. Se trataba de una presentación coral donde enfermera, técnicos y radiólogos pudieran hablar de un mismo tema sumando su experiencias. Esta  sesión transversal estaba organizada valientemente por la Dra. Mariana Rovira dentro de la vocalía de calidad y gestión del congreso siendo ella quien propuso a Joan Baños, vocal de técnicos en el comité científico del congreso una sesión transversal con presencia de todos los profesionales que componen la familia de la radiología.

Montse Santos, enfermera gestora de casos del Hospital General de Catalunya, arrancaba este relato coral. Un viaje inesperado, en su vida y en el de las pacientes a las que acompaña a diario.

Le seguía Merche García, coordinadora de nuestra Unidades de mama, técnico en diagnóstico por imagen y coach además de paciente experta en cáncer de mama, nos contaba lo que aprendió del cáncer.

Daniel Fontes un excelente técnico en radiodiagnóstico se desnudó reconociendo que su excelencia técnica no se culminó hasta enfrentarse a Daniel, un paciente que le haría descubrir aquellas competencias que harían de él un profesional excelente y dejar de ser el chico de la ventana.

Joan Baños también un reconocido técnico, con altas competencias técnicas en el manejo de la imagen diagnóstica que nos contó cómo ser capaz de ponerse en la piel de un niño en el servicio de radiología. Si ponerse en la piel del paciente requiere un esfuerzo, imaginar que siente un niño es todavía un esfuerzo mayor.

Como broche final Leonardo Romero, radiólogo de nuestra Unidad de mama reflexionó sobre el origen de su vocación y  su trayectoria formativa y profesional que no ha tenido sentido si no es gracias a lo aprendido de sus maestras,las pacientes. El diagnóstico de lo aprendido.

Moderaba la sesión Fernando Fernández Alarza, radiólogo y jefe de servicio del Hospital del Mar.

Cada uno de los ponentes aportó su historia y relató cómo llegó a aprender lo importante del cuidado de las emociones de los pacientes en radiología, algo que nadie antes  les había enseñado y que había cambiado el ejercicio de su profesión mejorando sus competencias profesionales y su satisfacción personal. Ahora su mensaje era claro: el cuidado emocional de los pacientes es una parte tan importante como las competencias técnicas en radiología y de los pacientes se aprende.

Emoción desde la presentación, corazón encogido y hasta el final gran interés de los asistentes que llenaban la sala a pesar de ser la sesión final de casi cinco días de congreso. Todo un mérito ser capaz de retener a la audiencia a esas alturas del evento. Aplausos y ovaciones y foto selfie de los asistentes y ponentes. Felicitaciones desde el Presidente del comité científico Dr. Kai Vilanova e incluso comentarios de asistentes considerando esta ponencia como determinante para valorar positivamente el congreso. Subidón emocional en toda la sala y orgullosa de ver a mis compañeros formar parte de esta ponencia. 

F894A018-048F-4A35-8DCF-3BFE4F0058B2

Espero que la experiencia de lugar a muchas otras sesiones donde multidisciplinarmente radiólogos y técnicos podamos conjuntamente aprender, de hecho casi sería enriquecedor que siempre pudieramos tener la visión de ambos profesionales en cada vocalía. ¡Felicidades SERAM!

Los pacientes en el congreso 

Pero esta no resultó ser la única propuesta pensando en experiencia de paciente. En este congreso de SERAM18 hubo ya presencia de pacientes de forma directa, en concreto pacientes de cáncer de mama aprendiendo de radiólogos y radiólogos escuchando a pacientes. El cambio se percibe y no hay vuelta atrás, los congresos son ya espacios a compartir con los pacientes y aprender de sus necesidades.

La presidenta de la sociedad de radiología de norteamerica de radiología (RSNA), Vijay M. Rao, acudió como invitada al congreso y en su interesante charla avanzaba que el futuro de la radiología sería centrado en el paciente gracias a la ayuda de la inteligencia artificial que proveerá tiempo para dedicar a la los pacientes. Me uno a su predicción y deseo.     

El reto de junio:el valor de lo invisible.

Reconozco que el reto de este mes es muy etéreo pero la experiencia en el Congreso de la SERAM no podía dejar de estar reflejada en este blog y en el capítulo de humanización.

La medicina es un arte y una ciencia que nace de la experiencia del médico o sanador con el paciente. Sin los pacientes no existiría la necesidad de nuestra profesión pero sin ellos el cuerpo de la ciencia que rige nuestra profesión no tendría contenido. Somos aprendices viatalicios en base a nuestra experiencia con los pacientes y es por ello que hoy os pido que sigamos aprendiendo de los pacientes sin olvidar aquellos aspectos que resultan esenciales para ellos. Aspectos invisibles pero de gran valor para los pacientes, tan importante como aquellos indicios de enfermedad o de salud que buscan exhaustivamente  nuestros ojos en las imágenes que obtenemos de ellos.

Nuestros maestros, los pacientes. No dejaba de repetir Leo Romero en su presentación en el congreso. Aprender de los pacientes y transformarnos en un profesional más completo. ¿Te sumas? 

Ressumen de los retos

  • Dirígete al paciente por su nombre y preséntate con el tuyo.

  • Informa al paciente de todo lo que le va ocurrir durante el servicio, no des por hecho nada.

  • Cambia la actitud para que todo cambie, ponte en el lado del paciente.

  • Pregunta al paciente sobre su experiencia de paciente al acabar de atenderlo. Escúchalo y propon tu mejora continua gracias a él.

  • Actua en red colaborativa co-responsable, piensa en redarquía y nunca necesitaras un jefe además de sentirte humano en el proceso de diagnóstico.

  • Aparta el lenguaje bélico, ni bombas ni disparos ni arpones. Palabras de paz para los pacientes.

  • Aprende de tus mejores maestros, los pacientes. El poder de lo invisible te transformará.

Espero que este nuevo reto te resulte interesante y te animo a compartirlo en tus redes sociales para que cada vez seamos más los interesados en mejorar nuestra profesión, la radiología.

Os deseo un feliz verano y merecidas vacaciones. En Agosto el blog sigue abierto y preparando nuevos retos, muchos de ellos pensando en la humanización de nuestros profesionales, por que son los que cuidaran de los pacientes y así lo desean y merecen. Si tienes alguna sugerencia no dudes en enviarme un comentario y estaré encantada de trabajar en ella.

4.50 - 2 Votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>