Hoy trataré de ayudar a María, una lectora de este blog que tiene un problema de secreción mamaria. La secreción mamaria o galactorrea consiste en la secreción de fluido por el pezón al margen de la lactancia. La secreción por el pezón es el tercer motivo de consulta mamaria (5-10% de las consultas), seguida de dolor y de la presencia de un bulto en la mama. Esta es una situación que preocupa a las pacientes y muchas veces no se conoce su causa.

Secreción mamaria: la mayoría tiene un origen benigno

El 95% de los casos de secreción mamaria se deben a causas fisiológicas o benignas. En este caso no debería preocuparnos. Se trata de secreciones que ocurren en ambas mamas a través de múltiples orificios dúctiles, generalmente al manipular la mama. En cuanto al color suelen ser de color amarillento, lechoso, verde o marrón.

Pueden tener origen hormonal, farmacológico, debidos a un traumatismo mamario, por una ectasia ductal (dilatación del conducto) o por una secreción anómala de prolactina (la hormona que estimula la formación de leche en la lactancia) por una lesión hipofisaria.

Cuándo debemos preocuparnos

La secreción que nos debe preocupar debe ser:

  • Secreción espontánea, es decir, sin someter el pezón a presión.
  • Con color sanguinolento o seroso.
  • Presencia de bultos asociados a esa descarga.
  • Secreciones que se limitan a una sola mama y a un único orificio de los conductos mamarios que drenan en el pezón.
  • Siempre que la secreción se presenta en un hombre se considera un signo de sospecha y deben iniciarse un estudio de imágenes.

Cuando ocurran estas condiciones, es cuando debemos consultar al médico con más premura. A pesar de estos signos, podemos encontrar una lesión benigna pero deberemos descartar la presencia de una lesión maligna.

Posibles causas de la secreción mamaria

  • Papiloma mamario

El papiloma mamario es la causa más frecuente. Son lesiones benignas que se originan en el interior del conducto mamario.Puede ser un papiloma único central, el más frecuente en este tipo de secreciones, o múltiple periférico, con mayor riesgo de malignidad.

  • Carcinoma ductal in situ

En ocasionas puede ser debido a un carcinoma ductal in situ. El  carcinoma ductal in situ es una lesión maligna que puede ser precursora de un carcinoma mamario infiltrante. Es el estadio más precoz del cáncer de mama. Todavía es una lesión de buen pronóstico y fácil tratamiento. Escasamente encontraremos una carcinoma infiltrante en caso de una galactorrea.

  • Enfermedad de Paget

La Enfermedad de Paget es una enfermedad propia del pezón que se presenta como una descamación del mismo y se asocia a secreciones.

  • Abscesos mamarios

En el caso de ser un líquido purulento, puede estar causado por un absceso mamario una lesión inflamatoria. En este caso veremos que se acompaña de otros síntomas inflamatorios como el enrojecimiento de la piel, el calor y el aumento de la turgencia mamaria.

¿Cómo podemos llegar a un diagnóstico?

Principalmente, debe haber una exploración física exhaustiva que permita discriminar:

  • La frecuencia de la secreción: si es espontáneo o no y, en el segundo caso, su frecuencia de presentación.
  • Si es unilateral o bilateral, es decir, si se presenta en una o en ambas mamas.
  • Si es uniorificial o multiorificial
  • El color de la secreción.

La citología de la secreción es un método simple e indoloro que podemos utilizar para descartar malignidad en las células de dicha secreción. No obstante es un método poco sensible por su elevada tasa de falsos negativos (+ del 50% de los casos). Es decir, un resultado negativo no descarta la malignidad. Si con este simple test tenemos un diagnóstico de malignidad evitaremos tener que seguir investigando para el diagnóstico y esa es su utilidad.

pez

 

La mamografía es la exploración básica para la patología mamaria. No obstante en el caso de la galactorrea es una exploración de baja sensibilidad (20-25%). En la mamografía se pueden detectar lesiones con calcificaciones asociadas. Este tipo de imagen puede ser un carcinoma in situ aunque también podemos ver calcificaciones benignas asociadas a papilomas. 

La ecografía debemos realizarla siempre por su elevada sensibilidad. Este estudio puede llevarnos a descubrir una ectasia (dilatación) del conducto que propicie visualizar un pequeño tumor intraductal. La mayoría serán papilomas, aunque en menos ocasiones permite detectar presencia de carcinoma intraductal o un carcinoma invasivo. El estudio Doppler color nos permite ver actividad vascular en el interior de esa tumoración sólida, descartando que se trate de simplemente materia de depósito  en el conducto mamario.

La resonancia magnética mamaria para el estudio de la galactorrea es una indicación muy reciente. No obstante, en la práctica clínica actual los estudios de resonancia en manos de un equipo de especialistas en mama están proporcionando resultados similares a la ductoscopia. La resonancia proporciona imágenes de alta calidad y sensibilidad suficiente para orientar una revalorización ecográfica o con mamografía que permita guiar una biopsia para llegar al diagnóstico. En el caso de que la resonancia magnética sea un estudio negativo y no haya hallazgos en mamografía ni ecografía se someterá a la paciente a un control semestral durante dos años. En el 81% de los casos la secreción se resolverá espontáneamente en este tiempo. En el caso de aparecer una lesión maligna en el seguimiento de una resonancia negativa se tratará de lesiones de bajo riesgo como el carcinoma in situ o pequeños tumores de bajo grado.

Técnicas de diagnósticos que ya no se utilizan

La galactografía fue durante muchos años la exploración gold estándar para el estudio de las secreciones mamarias. Consistía en canalizar el conducto mamario que supura con una pequeña aguja e inyectar contraste. Su uso se perdió debido a la dificultad de realizar la canalización y de las molestias de las pacientes, junto con los buenos resultados de la resonancia mamaria.

6E4EE718-F0BA-4781-B72F-F3BB43AD77E2

La ductografía es otro de las técnicas que ya no se utilizan.  Consiste en el estudio endoscopio a través del ducto mamario. Su indicación para explorar secreciones mamarias con estudios de imagen negativos ha sido relegada igualmente por la resonancia magnética por ser un estudio invasivo que ocasiona más molestias de las pacientes y que proporciona los mismos resultados que la resonancia magnética.

En resumen:

  • La secreción  mamaria es un síntoma que se asocia en la mayoría de los casos a una causa benigna.
  • La secreción espontánea, unilateral y uniorificial de líquido sanguinolento o seroso claro son las secreciones que debemos valorar mediante estudios de imagen.
  • La mamografía puede detectar el origen en 20-25% de los caso, la ecografía en el 65-80% y la resonancia en el 94%.
  • Cuando todas las pruebas de  imagen son negativas, el seguimiento durante dos años es la opción de elección dado que la mayoría de las secreciones desaparecen espontáneamente.

Si te ha parecido interesante esta información recuerda compartirlo en tus redes sociales  para ayudar a otras mujeres como Maria y si te gustaría que ampliase información de algún tema no tienes más que pedirlo!

Referencias bibliográficas:

Yılmaz R, Bender Ö, Çelik Yabul F, Dursun M, Tunacı M, Acunas G. Diagnosis of Nipple Discharge: Value of Magnetic Resonance Imaging and Ultrasonography in Comparison with Ductoscopy. Balkan Medical Journal. 2017;34(2):119-126. doi:10.4274/balkanmedj.2016.0184.

Sarica O, Ozturk E, Demirkurek HC, Uluc F. Comparison of Ductoscopy, Galactography, and Imaging Modalities for the Evaluation of Intraductal Lesions: A Critical Review. Breast Care. 2013;8(5):348-354. doi:10.1159/000355833.

 

 

0.00 - 0 Votos
    • pilarmanchon
      pilarmanchon says:

      Me alegro mucho María, ha sido un placer poder ayudarte. Seguro que hay otras mujeres que se beneficiarán también de esta información.
      Te deseo mucha salud!
      Saludos,
      Pilar

  1. beatriz cornejo says:

    hola , estoy pasando por una mastitis granulomatosa cronica.no se si e sufrido un dolor tan profundo y las molestias que conllleva esta patología mamaria.tengo 53 años.y jamas pense que me pasaria algo asi.ahora paso casi todos los dias en el hospital en curaciones y drenajes.me desanimo y siento ganas de llorar.
    supongo que es parte de,,ya que no se cuando se acabara.

    • pilarmanchon
      pilarmanchon says:

      Gracias Beatriz, por leer este blog.
      La mastitis granulomatoss crónica es una enfermedad insidiosa y difícil de curar a pesar de ser benigna. Lo importante es que ya tienes el diagnóstico.
      Mucho ánimo, te deseo una pronta recuperación. Aprovechando tu comentario prepararé un post dedicado a esta poco frecuente patología.
      Un abrazo,
      Pilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>