El pasado fin de semana compartí congreso con los técnicos de diagnóstico por imagen en el Congreso de la Asociación Catalana de Técnicos de imagen para el diagnóstico. ACTEDI 2018.

Mi aportación constituyó en una charla fomentando el trabajo en equipo entre el radiólogo y el técnico de diagnóstico por imagen. El técnico (TSDI) es la persona que encontraras como paciente en la máquina. Ya os he hablado de los en otras ocasiones.

Cuando una persona se somete a una exploración de resonancia no es consciente de todo el trabajo que no es visible. Hay mucho trabajo detrás de cada prueba que el paciente no puede percibir. La obtención de las imágenes es responsabilidad del técnico pero el informe que espera el paciente es responsabilidad del médico radiólogo. El trabajo de ambos es importante pero para que el diagnóstico sea el mejor posible ambos deben actuar con precisión y formando un equipo.

Como les decía a los técnicos en mi charla, ellos son los ojos y los oídos del radiólogo ademas de sus manos. El equipo de resonancia es el Ferrari del diagnóstico por imagen, una máquina no solo de gran valor económico que precisa de mayor espacio que cualquiera de las técnicas de imagen y a su vez un equipo altamente complejo. Es decir un equipo cuyo manejo requiere alta calificación técnica. De la mano de un técnico excelente podemos llegar a un buen diagnóstico pero unas imagenes no tan precisas pueden llegar a desesperar al radiólogo y a dificultar el diagnóstico. Los diagnósticos no siempre son fáciles y tener las mejores imágenes posibles es lo que más desea un radiólogo.

Pero vamos a ver en que consiste este trabajo de precisión que hay detrás de una resonancia magnética.

Antes de entrar en la sala

Cuando llegas a la zona de resonancia magnética te encuentras al técnico de diagnóstico por imagen. En mi charla les explicaba que este primer momento antes de entrar en la sala es el momento de conectar con el paciente. En este momento el técnico deberá informar al paciente de los detalles de la prueba. Una buena explicación puede marcar la diferencia para que el paciente se sienta tranquilo y colabore sin moverse durante el estudio. Desde el punto de vista del paciente te animo a preguntar y resolver cualquier duda.

Además de informar al paciente es el momento de recoger la información que será necesaria para el estudio y su posterior informe por el radiólogo. La información más importantes a recoger será:

  1. El motivo de la prueba: La prueba deberá buscar la respuesta que esperamos para resolver el caso de la paciente y en la mayoría de los casos la respuesta buscada es descartar o confirmar un cáncer de mama. En otras ocasiones lo que deberemos estudiar es la posibilidad de la rotura de un implante mamario. En cada caso particular deberemos adaptar el protocolo para buscar la respuesta adecuada.
  2. Los antecedentes de la paciente: Antes de iniciar el estudio es importante saber si la paciente ha tenido previamente cáncer, si se le ha realizado una biopsia previa y dónde, si ha tenido alguna lesión previa de riesgo. Igualmente es importante saber si la paciente es portadora de una mutación genética que hace que tenga un algo riesgo de padecer cáncer de mama. Toda esta información ayudará a tomar una decisión diagnóstica. Igualmente debemos preguntarte si eres alérgica a contrastes u otras sustancias.
  3. Los antecedentes familiares respecto al cáncer de mama u ovario también deben de recogerse.
  4. La fecha de la última regla y si hay algún tratamiento hormonal son datos que pueden interesar a la hora de valorar las imágenes.
  5. Es importante concienciar al paciente que los estudios previos de mamografía, ecografía o biposia deben aportarse para que el diagnóstico sea correcto. Ninguna resonancia debería informarse sin acceso a los estudios previos. En caso de estar realizados en el mismo centro que se practica la resonanacia esto no será importante.

Esta primera fase precisa de habilidades que refuercen el trato más humano para los pacientes. Estamos entrando a un área muy técnica y es un a prueba incomoda para las pacientes además que estas vienen con una preocupación importante. Seguro que agradeces que te cuidemos con cariño!

En la sala de resonancia, la obtención de imágenes

Una vez en la sala hay un primer momento dónde se canalizará una vena para poder inyectarte el contraste. Quizás encuentres a un técnico o una enfermera. Ambos tienen gran experiencia en pinchar venas pero puede que quizás las venas estén algo escondidas y nos cueste algo encontrarlas. Disculpa los pinchazos, a nosotros también nos duele tenerlos que hacer pero no hay más remedio!

Colocar  bien a la mujer en la máquina de resonancia es crucial para obtener unas buenas imágenes. Un mal centraje puede suponer un estudio de peor calidad. La posición sabemos que es incómoda pero el técnico tratará de conseguir la posición más cómoda posible para que durante la prueba no tengas que moverte. ¡Deseando estoy del día que podamos obtener las imágenes sin incomodar tanto a las pacientes! A veces deberemos poner en la piel una marca para estudiar un área en concreto, una pequeña pastilla pegada con esparadrapo será suficiente. Ahora sí ya estarás lista para entrar en el túnel de la máquina con un timbre en la mano para poder avisarnos de cualquier cosa. Dentro de la maquina hay un micrófono que nos permite oírte todo el tiempo, estaremos ahí escuchando cualquier cosa que quieras decirnos.

images

Y ahora viene la parte más técnica del estudio. Existe un protocolo estándar que adaptaremos a ti. En este protocolo se intenta obtener distinta información. La complejidad de la maquina de resonancia consiste en que podemos obtener las imágenes de manera diferente para que podamos medir parámetros diferentes. Esto es lo que hace que la exploración resulte tan larga. Vamos a poder obtener tres tipos de información:

  • La información morfológica: Forma, tamaño y disposición de cualquier tumor o lesión además de si se trata de una imagen quística  (de agua) o sólida. Su relación con los diferentes partes del área anatómica. Es importante que todo el territorio esté dentro del campo de estudio, desde las axilas hasta el surco submamario (la línea del sujetador).
  • Información cinética: Es decir de como se comporta cualquier nódulo al inyectar un contraste en la vena y estudiarlo a lo largo de un tiempo. Los tumores malignos tiene característicamente un comportamiento diferente que los benignos y es por eso que esta exploración deberemos realizarla siempre con contraste (excepto en el estudio de implantes mamarios, que no siempre es necesario). Para obtener esta información inyectaremos una sustancia de contraste llamada Gadolinio y obtendremos varias series de imágenes durante unos 5 minutos. Es decir tendremos que repetir las mismas imágenes unas cinco o seis veces de forma seriada. Es importante que estes muy muy quieta en ese momento.

321105B1-8D74-467F-BCEB-973CF55834B5

 

  • Información molecular de la difusión del agua entre las células: Uy! que parece ciencia a ficción! La resonancia magnética permite medir este movimiento. Cuando este movimiento queda restringido deducimos que hay un tumor maligno. Normalmente un tumor maligno tiene muchas células apelotonadas y eso hace que el agua se mueva peor que en el tejido normal o en los tumores benignos (como cuando estamos en un concierto o en un lugar donde hay mucha gente concentrada y no hay manera de circular). Fácil de imaginar!. Estas imágenes de difusión son difíciles de obtener y precisan de gran pericia por parte del técnico que está en la máquina. En el futuro esta información puede llegar a ser la más importe del estudio pero para eso deberemos conseguir que podamos obtenerla de forma más estandarizada y precisa.

El técnico obtiene las mejores imágenes posibles pero esas imágenes precisan de un procesado, Son casi 2.000 imágenes! De la calidad de estas dependerá un buen diagnóstico y por eso el técnico debe conocer lo que el radiólogo necesita de las imágenes de la resonancia.

Al salir de la sala, el postproceso

Cuando por fin podemos dejarte salir de la sala. Los técnicos aún deberán procesar las imágenes. Algunos de los procesos están muy automatizados en la máquina pero otros pueden resultar más manuales o podemos hacerlos con alguna herramienta informática que nos ayude. El técnico puede ser de gran ayuda en este post proceso consiguiendo acortar el tiempo que el radiólogo necesita para llegar a poder estudiar las imágenes. Es como el instrumentista que ayuda al cirujano en el quirófano!

Restar imágenes unas de otras , generar una imagen volumétrica con el estudio con contraste o generar un mapa de difusión son parte de estas tareas tan laboriosas que debemos conseguir antes de llegar al diagnóstico. Son un sin fin de gestos que nos mantienen pegados a un ratón y un teclado informático.

En el futuro…

Ahora ya podemos predecir  muchas veces incluso el subtipo biológico de tumor al que nos enfrentamos con sólo  ver las imágenes pero en el futuro las imágenes darán lugar a mucha más información en forma de datos, los biomarcadores de imagen, que junto con los datos clínicos y genéticos darán lugar a algo que ya llamamos Radiogenómica. Esta información es la que nos permitirá estratificar riesgos, elegir los mejores tratamientos o  elegir cómo seguir a estas pacientes así como predecir su pronóstico de manera más fiables.

Como veis se nos complica el trabajo y nuestros compañeros los técnicos podrán ser realmente parte del equipo si nos siguen en este camino sin fin de complicaciones y de aprendizaje continuo. Yo los espero ahí, creciendo como profesionales dando lugar a una nueva profesión todavía en desarrollo, los veo ayudando a que nuestras decisiones diagnósticas sean cada vez más fruto de un trabajo en equipo. Un equipo donde todos crecen y se siguen formando para el fin último que es conseguir el mejor y más personalizado diagnóstico para el paciente.

HACIENDO EQUIPO CON EL RADIOLOGO EN RM MAMA.001

PD. Esta es una adaptación para pacientes de mi charla en el Congreso #ACTEDI18. Ha sido un placer participar en este congreso y comprobar el compromiso con la formación continuada y la excelencia de este colectivo. Desde aquí mis felicitaciones a los participantes y la organización.

0.00 - 0 Votos
  1. Rodrigo García Gorga says:

    Buenas noches Dra. Manchón, fue un gran gusto escuchar la ponencia y la adaptación para el blog me parece un excelente ejercicio de comunicación. Es una muy buena noticia que haya quienes se dediquen a comunicar los valores y el trabajo detrás de los procedimientos diagnósticos.

    Por cierto, el reto de febrero me parece fantástico.

    Un abrazo.

    • pilarmanchon
      pilarmanchon says:

      Gracias Rodrigo,
      Un placer conocerte! Divulgar y comunicar que hay detrás de nuestro trabajo siempre mejora la experiencia del paciente y por eso me esfuerzo en escribir este blog.
      Saludos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>