En línea con lo comentado en el post anterior sobre ¿Qué hay detrás de una mamografía?, seguimos con los siguientes grandes grupos que nos parecieron los más relevantes en el Primer Congreso de Imagen Médica y Radioterapia #CIMER17:

  • Competencias tecnológicas en diagnóstico por imagen.
  • Competencias tecnológicas en intervencionismo mamario.
  • Competencias de comunicación.
  • Competencias de gestión.
  • Competencias de formación.
  • Competencias de seguridad.

Importante y fundamental AEIOU del trato con la paciente:

seiou

Acomodar a la paciente.
Escuchar su emoción.
Individualizar a la persona.
Orientar e informar.
Ubicarla en el proceso.

Competencias de gestión.

El técnico de la Unidad de Mama también resuelve tareas de gestión que pueden ir desde la coordinación del servicio, la gestión de la calidad, la gestión de datos que genera el servicio para investigación o publicaciones científicas (Data Manager) hasta la gestión de casos.

La gestión de los casos e incluso el Health Navigator (una profesión reconocida en otros países) es una competencia de creciente relevancia. Su función es acompañar al paciente en el circuito de su diagnóstico o de su enfermedad. Para ello hay que dotar de formación específica a estos profesionales imprescindibles para dar a los pacientes el mejor servicio. Cuando alguien entra en ese circuito agradece una mano que le guíe, escuche y acompañe en su recorrido dándole seguridad y confianza.

Competencias digitales.

Si hay algo que se ha vuelto complejo en el servicio de diagnóstico por imagen son la tecnologías de información y comunicación, las famosas TIC. En cualquier centro u hospital hay un sistema de gestión y registro de los pacientes (HIS, RIS) además del sistema de gestión de las imágenes que obtenemos (PACS). Un enjambre de informática que nos rodea a todos en el servicio y en el que debemos manejarnos con fluidez. Técnicos y radiólogos se adaptan a cada cambio en los sistemas que evolucionan con rapidez.

Las redes sociales ya conforman parte de las competencias digitales de cualquier profesional de la salud. En ellas se encuentran y se comparten recursos para el aprendizaje, se conoce gente que trabaja en lo mismo y se crean comunidades científicas que mejoran las competencias de cualquier profesional de la salud. Participar en ellas se ha convertido ya en una necesidad.

En ocasiones el profesional de la salud como el técnico o el mismo radiólogo pueden participar en la creación de contenido digital para pacientes y otros profesionales, para paginas web del hospital o del centro, blogs de salud, APPs, etc. Su aportación permite contenidos fiables en la red pero requiere un lenguaje adaptado a cada público objetivo. Hablar el lenguaje de los pacientes es también un reto.

En el mundo digital existen plataformas y recursos de autoformación y evaluación que nos permiten a todos los profesionales estar al día y renovar nuestros conocimientos para adaptarlo en cada paciente y dar los servicios más adecuados en cada caso. La formación continuada no es un lujo, es una necesidad para evitar la obsolescencia de los profesionales. Los conocimientos que manejamos hoy en diez años quedarán superados y el aprendizaje continuo es la única manera de evitar esa obsolescencia.

esquema tic rrss e-leardning

Competencias formadoras.

Si hay algo que caracteriza al sistema sanitario es su constante formación de nuevos profesionales. El sistema de practicas tuteladas es transversal a toda profesión sanitaria. Todos empezamos en la profesión siendo alumnos de practicas y devolvemos ese conocimiento recibido cuando ya somos expertos y trasladamos nuestro conocimiento a las nuevas generaciones. Es un sistema de aprendizaje colaborativo que tenemos asumido pero que si lo analizas te das cuenta de la generosidad y grandeza de estos profesionales sanitarios que añaden a su carga de trabajo diaria tiempo para formar nuevos iguales a ellos. Muchas veces existe una capacidad innata de formación pero si no es así es importante adquirir un método y una actitud que favorezca el mejor aprendizaje de aquellos que vienen detrás. En el caso de los técnicos de diagnóstico por imagen es constante su dedicación a esos nuevos compañeros.

Competencias de seguridad.

La seguridad en el servicio de imagen médica de la mama es importante. El técnico de imagen (TSDI) debe velar por ello conociendo los criterios de seguridad para cada una de las técnicas adecuadas para la edad y estado de salud de cada paciente:

  • Utilizar los criterios ALARA para el uso de la menor radiación posible.
  • Colaborar con las medidas de asepsia y antisepsia en el intervencionismo.
  • Vigilar incompatibilidades de las exploraciones como el embarazo en la sala de mamografía.
  • Evitar los marcapasos, electroestimuladores, bombas de infusión, implantes cocleares y objetos metálicos en la sala de resonancia magnética.
  • Conocer los requisitos de seguridad de los medios de contraste.

Seguro que algo se nos queda en el tintero y que el futuro nos depara innumerables cambios tecnológicos, nuevos conocimientos y nuevos circuitos de salud. Habrá que ir añadiendo a esta ya muy abultada lista de competencias que requieren nuevas perspectivas en la formación de los profesionales que sin duda deberían pasar por la Universidad.

Ahora ya conoces el inmenso trabajo que hay detrás de la obtención de las mejores imágenes para tus diagnósticos.

0.00 - 0 Votos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>