Seguimos en la Campaña Rosa de Octubre, un mes que dedicamos a dar visibilidad a las más de 26.000 mujeres en España a las que cada año se les diagnostica cáncer de mama  y a promover la investigación y la prevención de esta enfermedad.

Nancy Hopkins

Hoy os  voy a hablar de Nancy Hopkins, una importante bióloga genetista que recientemente he descubierto y que me ha deslumbrado por su trayectoria profesional. Una científica de gran prestigio, luchadora, activista del reconocimiento de la mujer científica y con una visión de futuro en la investigación del cáncer. Además, también es una de las mujeres supervivientes al cáncer de mama.  

Nancy Hopkins ha dedicado su vida a la investigación en biología molecular y la genética a través de la investigación del código genético del pez cebra. Descubrió su vocación en Harvard escuchando al mismísimo James Watson, el carismático co-descubridor de la estructura del ADN con el que inició su carrera investigadora. Su trabajo ha servido como modelo para estudiar los genes que regulan el desarrollo y el cáncer.

PEZCEBRA

Científica  y activista

Durante muchos años trabajó como catedrática en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT), donde descubrió que ser mujer y científica no estaba simplemente lastrado por tener que renunciar a tener una familia propia, tal y como hizo ella misma, sino que además existía un importante sesgo en la ciencia para las mujeres científicas  y sus descubrimientos, un sesgo que no ha desaparecido del todo ni siquiera hoy en día. Y es que hace unos días leía con estupor que, de nuevo este año, los Premios Nobel no van a recaer en ninguna mujer demostrando que el activismo de Nancy Hopkins continúa siendo necesario para que las mujeres no sean invisibles en la ciencia.

NOBEL-PRIZE

Ella luchó para dar visibilidad a su trabajo y se dio cuenta que muchos descubrimientos de mujeres habían sido apropiados por hombres. Con un simple metro en la mano puso de manifiesto la diferencia del tamaño de los laboratorios de investigación liderados por hombres y mujeres. Creó un grupo de mujeres científicas y publicó un estudio revelando la desigualdad de la mujer en  su misma universidad, el prestigioso MIT.

Su activismo  propició la creación de medidas en el MIT para ayudar a diluir el sesgo de género y que generó importantes mejoras en el camino hacia la paridad. Estos cambios propiciaron que en el 2004 Susan Hockfield fuera la primera mujer nombrada presidenta del MIT.

Prevención y cáncer nuevos objetivos de investigación

Nancy Hopkins incluso una vez jubilada siguió formando parte del Koch Institute for Integrative Cancer Research en el que todavía tiene varios proyectos abiertos.

Uno de ellos ha desarrollado una visión diferente desde el punto de vista de la prevención. Después de una vida dedicada a descifrar el código genético pensó que el estudio de los oncogenes sería la panacea en la lucha contra el cáncer. A pesar de ello la información de los oncólogos respecto a la posibilidad de evitar el cáncer hasta en un 70% de los casos mediante una prevención ha dado un vuelco en sus investigaciones. ¿Por qué dedicar tanta investigación al tratamiento si la prevención puede tener un efecto tan grande? La investigadora tiene razón.

En cáncer de mama los consejos de prevención son básicamente hacer ejercicio físico regular, tener una dieta saludable, evitar tóxicos como el alcohol y el tabaco y utilizar los métodos de diagnóstico precoz de los que disponemos: una mamografía anual!

PREVENCIÓN

0.00 - 0 Votos
  1. Excelente Post como todos los demas. Muy motivador. Me encanta leer historias positivas de mujeres profesionales, científicas, luchadoras con visiones de un futuro mejor. Gracias por escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>