A pesar de que este blog cuenta con gran parte de su audiencia femenina, esta semana he recibido dos preguntas de dos varones. Es por eso que hoy vamos a hablar de la patología mamaria que afecta a nuestros compañeros del sexo masculino.

La ginecomastia o formación de tejido glandular mamario en el hombre es la patología mamaria más frecuente en el varón. Se trata de un crecimiento anómalo ya que el varón carece de tejido glandular mamario. Las estadísticas hablan de hasta un 25% de casos en varones por encima de los 59-69 años. No es una patología importante, aunque puede conllevar cierta incomodidad a los pacientes.

¿Cómo se presenta?

Generalmente consiste en la aparición de un bulto por debajo del pezón de consistencia blanda y móvil. No debe confundirse con la lipomatosis o deposito de grasa en mamas en relación a un sobrepeso u obesidad. Se puede encontrar en ambas mamas o en una de ellas. La aparición de un bulto en una sola mama obliga a diferenciarlo del cáncer de mama que aunque es mucho menos frecuente debe tenerse en cuenta.

¿A qué se debe?

El origen de esta patología se encuentra en un desequilibrio hormonal entre los niveles de estrógenos (hormona femenina) y testosterona.

La ginecomastia está provocada por una disminución en la cantidad de testosterona comparada con la cantidad de estrógeno. La causa de esta disminución puede ser por una reducción de los efectos de la testosterona o una causa que aumente los niveles de estrógenos. Los factores que pueden alterar el equilibrio hormonal pueden ser los siguientes:

Cambios hormonales fisiológicos.

La testosterona y los estrógenos controlan el desarrollo y el mantenimiento de los caracteres sexuales tanto en hombres como en mujeres. La testosterona controla los rasgos sexuales masculinos como pueden ser el vello corporal o la masa muscular. Los estrógenos son los responsables de la presentación de los rasgos sexuales femeninos incluido el crecimiento de los mamas.

Ambos hombres y mujeres disponemos de ambas hormonas sexuales, simplemente en cantidades diferentes. Es cuando los niveles de estrógenos están demasiado altos o no están en equilibrio con los niveles de testosterona cuando se produce la ginecomastia.

  • Ginecomastia en lactantes. Los efectos del estrógeno de la madre pueden provocar un aumento de las mamas al nacer en un porcentaje elevado de recién nacidos. Por lo general, los tejidos inflamados del pecho desaparecen en dos o tres semanas después del nacimiento.
  • Ginecomastia en la pubertad. La ginecomastia causada por los cambios hormonales durante la pubertad es relativamente frecuente. En la mayoría de los casos, el tejido inflamado del pecho desaparece sin tratamiento en 6-24 meses.
  • Ginecomastia en los hombres. La prevalencia de la ginecomastia vuelve a aparecer en uno de cada cuatro varones entre los 50 y 69 años.

 

Tratamientos farmacológicos.

La ginecomastia puede estar causada por algunos medicamentos de frecuente uso, como son:

  • Antiandrógenos que se usan para tratamiento de la hipertrofia de próstata o el cáncer de próstata o la alopecia como la flutamida, finasteride y espironolactona
  • Ansiolíticos, como el diazepam.
  • Antidepresivos tricíclicos.
  • Antibióticos.
  • Fármacos para el tratamiento de úlcera gástrica como cimetidina.
  • Esteroides anabolizantes y andrógenos.
  • Medicamentos para el SIDA siendo el efavirenz el más frecuentemente asociado con ginecomastia.
  • Tratamiento oncológico (quimioterapia).
  • Medicamentos para el corazón, como digoxina y bloqueadores de los canales de calcio.
  • Medicamentos para la motilidad gástrica, como metoclopramida.

 

Drogas y alcohol.

  • Alcohol
  • Anfetaminas
  • Marihuana
  • Heroína
  • Metadona

 

Enfermedades y situaciones patológicas.

  • Hipogonadismo. Cualquiera de las afecciones que interfieren con la producción normal de testosterona, como el síndrome de Klinefelter o la insuficiencia hipofisaria, pueden relacionarse con la ginecomastia.
  • Tumores. Algunos tumores, como los que afectan los testículos, las glándulas suprarrenales o la glándula hipófisaria, pueden producir hormonas que alteran el equilibrio hormonal femenino.
  • Hipertiroidismo. Con esta afección, la glándula tiroides produce demasiada tiroxina.
  • Insuficiencia renal. Afecta al 50% de los varones tratados con hemodiálisis experimentan ginecomastia.
  • Insuficiencia hepática y cirrosis. Las fluctuaciones hormonales relacionadas con los problemas hepáticos así como los medicamentos que se toman para la cirrosis están asociados con la ginecomastia.
  • Desnutrición. Cuando el cuerpo es privado de los nutrientes  adecuados los niveles de testosterona decaen pero los de estrógeno permanecen constantes, lo que causa un desequilibrio hormonal. La ginecomastia también puede ocurrir cuando se vuelve a una nutrición normal.

 

Productos vegetales.

Algunos productos pueden tener una débil actividad estrogénica como son los aceites vegetales, la lavanda o como el árbol de té, que se usan en champús, jabones o lociones.

 

En general podemos detectar unos factores de riesgo de la ginecomastia como pueden ser: La adolescencia, la edad adulta avanzada, el uso de andrógenos o esteroides anabólizantes para mejorar el rendimiento atlético o aumentar la masa muscular. ¡Ojo que la afición a los músculos es cada día más grande! y determinadas afecciones, entre ellas enfermedad renal o hepática, enfermedades en la tiroides, tumores activos hormonalmente y síndrome de Klinefelter.

 

¿Cómo se diagnostica?

La exploración física, una analítica y una buena entrevista con el médico orientaran el posible diagnóstico y la mamografía nos lo confirmará.

En la mamografía apreciaremos presencia de tejido fibroglandular en la región retroareolar de forma característica.

GINECOMASTIA1

Existen tres patrones diferentes de  presentación en la mamografía: ginecomastia nodular (fase florida), ginecomastia dendrítica y ginecomastia difusa (similar a la mama de la mujer).

GINECOMASTIA2

A veces es necesario completar con una ecografía o viceversa, empieza la exploración con una ecografía y se ha de completar con una mamografía.

GINECOMASTIA3

Como ya os he explicado debe descartarse el cáncer de mama y la pseudoginecomastia (tejido graso) que son las otras causas posibles y estas pruebas de imagen proporcionan información suficiente.

 

¿Que tratamiento tiene?

Si existe una causa reversible como fármacos, drogas, hormonas… al cesar estos estímulos desaparece en un  tiempo aproximado de hasta dos años.

En casos donde la causa no es reversible o persiste en el tiempo puede llevar a necesitar la extirpación de ese tejido mamario hipertrófico.

 

 

¡Espero haber ayudado a nuestro amable lector! ¡Si te ha gustado este post puedes compartirlo en tus redes sociales favoritas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>