Tumor mamario multicéntrico visible gracias a la resonancia magnética.

El diagnóstico del cáncer de mama es un proceso multidisciplinar en el que la resonancia magnética juega un papel estelar por su elevada sensibilidad. El porcentaje de cáncer visible mediante esta técnica es de un 94%.

Siempre confirmar lo que la resonancia nos señala.

La resonancia magnética la utilizamos mayoritariamente para valorar el alcance de un cáncer conocido o para controlar a personas que tienen un alto riesgo de padecerlo. ..

En estos casos, cuando encontramos una imagen sospechosa en la resonancia, procedemos a realizar una biopsia para confirmar o descartar que se trate de una lesión maligna. En esos momentos muchas veces los pacientes nos comentan que su médico les ha dicho que ve demasiadas cosas en la resonancia. Es verdad que la resonancia tiene una especificad mejorable pero cada vez podemos confiar más en lo que la RM nos señala como sospechoso.

Trabajar en equipo con el patólogo genera éxito y confianza en la resonancia.

En el reciente Congreso de la SERAM (Sociedad Española de Radiologia Médica) los grandes expertos en resonancia magnética del país debatían sobre diversos aspectos en relación al diagnóstico de mama y ponían en entredicho esta fama de ver demasiadas cosas en la resonancia magnética. La Dra. Julia Camps, actual Presidenta de EUSEBI (sociedad Europea de imagen mamaria), explicaba que algunas pequeñas imágenes que sugieren cáncer luego no se verifican en la cirugía por falta de coordinación con los especialistas en anatomía patológica que analizan las piezas del quirófano.

Para la doctora Camps es imprescindible el trabajo en equipo con el patólogo. El análisis de tumores mediante la anatomía patológica se remonta a otras épocas donde el diagnóstico habitualmente era de tumores palpables fácilmente identificables en la pieza de cirugía. Sin embargo, las actuales técnicas de imagen permiten cada vez más detectar tumores más pequeños no visibles y no palpables.

Arpón señalando tumor no palpable para quirófano.

Arpón señalando tumor no palpable para quirófano.

Por ejemplo, en el caso de una mastectomía la pieza puede ser infinita para analizar y encontrar un pequeño tumor milimétrico. Hemos de pensar que para este análisis el tejido se corta en muy finas lonchas y cortar un pecho entero sería imposible. Es por eso importante poner señales en las piezas que guíen al patólogo hacia el tumor: Los famosos arpones de los cuales os he hablado en otras entradas de este blog.

Para la Dra. Camps muchas veces pequeños focos de tumores visibles en la resonancia no se confirman posteriormente en la cirugía por no estar bien señalizados para el patólogo. Es por eso que después la fama de la RM de la mama es de ver demasiadas cosas.

Mi experiencia

Al escuchar a la Dra. Camps me venía a la memoria un caso de una mastectomía por un tumor con dos focos que habíamos confirmado en la biopsia gracias a verlos en la resonancia magnética y que el patólogo del hospital no lograba encontrar más que uno en la pieza de mastectomía. Gracias a la insistencia de la paciente y de uno de los oncólogos que la visitó revisé las imágenes y me planté en el servicio del patólogo para ayudarlo y por fin verificar que existían los dos tumores. Todo un éxito para la paciente y para su oncólogo que esperaba el resultado para protocolizar el tratamiento.

La resonancia magnética mamaria es una herramienta muy precisa pero como veis necesita de expertos en patología mamaria que la dominen y sepan trabajar en equipo. Un gran ejemplo para las demás especialidades de la radiología.

Si esta información te ha parecido útil, ¡compártela!

0.00 - 0 Votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>