Después de unos meses desde la instalación en nuestro centro del nuevo equipo de Tomosíntesis ya no podemos vivir sin él.

La  nueva tecnología de la Tomosíntesis ya nos ha demostrado de sobras su mayor potencia frente a la mamografía 2D. En varios casos la nitidez de sus imágenes nos ha permitido localizar lesiones no sospechadas en mamografía digital 2D.

¿En qué consiste la técnica de tomosíntesis?

Para que podamos entender la mejora en el diagnóstico, habría que tener en cuenta que frente una mamografía normal (constituida por cuatro imágenes, dos en cada pecho), la mamografía  3D realiza entre 80 y 100 imágenes de finos cortes milimétricos. Cada corte representa un plano donde se eliminan superposiciones del tejido con cualquier lesión.

Imaginemos un bolso de mano  lleno de diferentes cosas: cartera, teléfono, gafas de sol, llaves, pañuelos,etc. Esta sería la imagen que podríamos ver simulando una radiografía:

radio

En una mamografía gracias a que  la grasa es transparente para los rayos X y forma parte del tejido de la mama podemos ver un nódulo en el interior del pecho y valorar su forma y sus contornos. Parecido a la imagen del bolso.

En el caso de Tomosíntesis tenemos múltiples imágenes de todas las capas de este volumen. En cada corte o capa se enfoca solo lo que hay en 1-2 mm. Es decir en el bolso veríamos la cartera en una capa y las llaves en otro y no superpuesto.

Existen mamas con muy poca cantidad de grasa en su tejido: son las mamas densas o fibroquísticas. Esta tipología de mamas son poco transparentes a los rayos X. En estas mamas es donde puede ocurrir que  un tumor benigno o maligno puede quedar oculto detrás de ese tejido tan denso. La correlación con la imagen anterior sería que el cuero de la cartera no nos permitiera ver las llaves de detrás. La Tomosíntesis en mamas densas heterogéneas supone una mejora.

¿Cómo se obtienen esas imágenes?

Las imágenes se obtienen mediante un barrido, al girar el tubo de rayos X sobre la mama.

Podemos verlo en este vídeo:

Al final obtenemos muchas imágenes de cada seno permitiendo encontrar lesiones que pueden quedar ocultas en una mamografía 2D aunque sea de alta calidad.

¿Y cómo puede ayudar al diagnóstico?

Si se practica como método de estudio básico podemos afinar el diagnóstico y encontrar tumores no detectados con la mamografía 2D.

La Tomosíntesis es también de gran ayuda en los casos en los que antes se ha practicado  sólo una mamografía 2D y se ha detectado una lesión a biopsiar. Con esta técnica podemos ver con mayor exactitud donde se localiza la lesión.

En ocasiones cuando ya tenemos un cáncer diagnosticado y se practica una resonancia magnética podemos encontrar un segundo foco  no visible en la mamografía previa 2D  y que queremos biopsiar también. En estos casos nos ha resultado muy práctico y revelador hacer la mamografía 3D. Hemos encontrado la lesión y la hemos podido hacer la biopsia con gran precisión.

La Tomosíntesis ha llegado y demostrado su utilidad en nuestras pacientes, no son solo datos que leemos en una revista científica. Ya es imposible que  podamos prescindir de esta técnica.

0.00 - 0 Votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>