Para curar un cáncer, lo importante es saber con la mayor exactitud posible que tamaño y distribución tiene desde el inicio. Para ello, la resonancia magnética es clave.

La primera indicación de la resonancia magnética mamaria es el estudio de extensión del cáncer de mama. Esta prueba es de gran utilidad y repercusión en el tratamiento del cáncer de mama.¡

El cáncer de mama es un conjunto de enfermedades que tienen muy distintas

formas de presentación:

  1. Cáncer de mamaPodemos encontrar cáncer de mama en forma de un foco o nódulo único.
  2. En ocasiones el cáncer de mama se manifiesta en forma de un conjunto de pequeños focos como una constelación de estrellas, muchas veces alrededor de un foco principal algo más grande. Es lo que llamamos enfermedad multifocal o a veces multicéntrica según la distancia que separa los focos.
  3. A veces encontramos que esta enfermedad afecta a un segmento o región de la mama. La glándula mamaria está formada por un conjunto de lóbulos similar a los gajos de una naranja. En la enfermedad segmentaria encontramos afectado uno o varios de estos lóbulo o gajos y en la resonancia podemos distinguir claramente entre las porcionesde la mama afectadas y las que está libres de enfermedad.
  4. Algo menos frecuente pero también posible es una afectación difusa del cáncer de mama. Difusa quiere decir que todo el pecho está afectado si que se distinga ninguna tumoración concreta en el pecho.

Árbol, arbusto o césped

Estas distintas formas de presentación no son una evolución de una a otra. Son diferentes formas de manifestarse de esta enfermedad desde sus inicios. A veces me sirve para explicar a las pacientes  como ejemplo que un árbol, un arbusto o un césped son todas formas distintas de crecer de las plantas. Creo que es un ejemplo gráfico para intentar calmar la ansiedad que genera cuando se sabe  que el cáncer de mama que padece una persona tiene una extensión que supone la afectación de una gran área de tejido mamario. Las pacientes, cuando conocen que el cáncer de mama es más grande de lo que habían pensado en sus inicios, piensan que eso supone la imposibilidad  de curarse. Esto no es así. Es importante que sepan que lo importante para curar esta enfermedad es saber el tamaño y distribución más real posible de la enfermedad.

La importancia de la resonancia magnética se debe a que es la técnica diagnóstica que permite  acercarse de forma más fiable a la distribución y tamaño de esta enfermedad tan variable.

La resonancia en la planificación del tratamiento

En hasta un 20% de los casos encontramos en la resonancia magnética de mama de un cáncer de mama conocido otro tamaño y presentación. En un 3% de los casos podemos ver otro cáncer de mama en el otro pecho.

En estos casos la decisión terapéutica puede cambiar sustancialmente.

Puede que cambie el tipo de cirugía. Al conocer el tamaño más exacto, la planificación de la cirugía permite no dejar otros focos de enfermedad en el pecho o que no se tenga que reintervenir.

Otras veces el orden del tratamiento queda alterado al conocer el tamaño del tumor. En tumores grandes suele iniciarse el tratamiento con quimioterapia para reducir tamaño del tumor y dejar la cirugía para después de la quimioterapia (al contrario de lo que suele hacerse en tumores pequeños).

Momentos duros: saber a qué nos enfrentamos

En estos últimos días han sido varios los casos en los que la enfermedad que hemos encontrado en la resonancia no se parecía a la estimada en las pruebas de diagnóstico que presentaban las pacientes.

Son momentos en los que cuando la paciente ha asumido que tiene un cáncer de un determinado tamaño de golpe tenemos que hablar y explicarle que lo encontrado va a cambiar incluso sus planes. En ocasiones tienen hora para cirugía en los siguientes días y la resonancia obliga a revalorar y cambiar los planes.

La quimioterapia neoadyuvante que se prescribe antes de la cirugía es cada vez más utilizada. Permite confirmar la efectividad del tratamiento en ese tumor en concreto y al reducir tamaño del tumor permite cirugías con mejor resultado estético. Es un buen modelo de tratamiento que cada día se utiliza más.

Este es uno de los momentos duros en el diagnóstico del cáncer de mama si no se explica bien que hasta que no practiquemos la resonancia magnética mamaria no tendremos un mapa más fiable de la extensión de esta enfermedad.

Por tanto, es importante que ningún cáncer de mama se quede sin esta prueba.  Nos jugamos mucho si dejamos un foco o parte del tumor fuera del tratamiento tanto en la misma mama como en la otra mama .

0.00 - 0 Votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>