Se celebra en Chicago el Centenario del Congreso Nacional Americano de Radiología (RSNA) en el que además de las novedades de cada año se inaugura una exposición sobre la historia de la radiología.

Cada año por estas mismas fechas se celebra en Chicago el Congreso Nacional Americano de Radiología (RSNA). Es una cita que se ha convertido en un referente mundial de la radiología a la que acuden profesionales de todas partes del mundo. Para mí es importante para actualizar conocimientos y ver de cerca a aquéllos sobre cuyos libros estudias o cuyos artículos científicos sigues y que cambian a diario tu práctica clínica. Puedes encontrar compañeros de profesión de tu ciudad, de tu país o de todo el mundo.

Este año es el centenario de esta reunión y es una fecha importante que no podía perderme.

Como extra a las múltiples charlas, pósters, comunicaciones científicas, este año podemos disfrutar de una exposición de la historia de la tecnología para el diagnóstico por imagen y los nombres importantes que han acompañado a la evolución de esta especialidad de la medicina.

Una figura virtual de Röntgen  (descubridor de los rayos X a finales del siglo XIX) explica los hitos de los avances en esta ciencia.

 

En la exposición reconozco  parte de mi historia familiar profesional.

Hay expuestos aparatos de RX de la época de los pioneros e imagino a mi abuelo, el Dr. Fernando Manchón Azcona, entre aquellos aparatos, algunos de ellos en mi memoria de la infancia.

No podía faltar en esta exposición Godfrey Hounsfield, ingeniero inglés que trabajando para EMI (productora de los Beatles) construyó el primer escáner, hecho que dio lugar a una gran revolución en la medicina y por lo que se le concedió el Nobel de Medicina en 1979. Mis recuerdos de aquellos años 70 son de gran expectación por ser mi padre el Dr. Antonio Manchón, un pionero en la instalación de un escáner para cuerpo y cabeza. Recuerdo aquel “mamotreto” de ordenadores que ocupaban una habitación para poder reconstruir cada imagen obtenida en varios minutos. Yo era una niña pero lo pude vivir con emoción gracias a la pasión de mi padre por las novedades. A punto estuve de dedicarme a la informática por la atracción que me produjo ese primer contacto con un gran computador.

En la exposición hay un “cacharro” inmenso que representa a una de las primeras unidades de equipos de ecografía del que mi padre fue también pionero en España. Un aparato similar a ese, es el que en 1982 da lugar al nacimiento de nuestro centro actual y al Grup Manchón. Ahora la ecografía es la técnica más básica del diagnóstico por imagen, con aparatos que pueden ser portátiles y de tamaño de un pequeño ordenador. Para mi, es el fonendo de nuestra época.

En los 90 se incorporó la resonancia magnética en la especialidad abriendo un mundo de indicaciones para su uso que todavía a día de hoy se van ampliando. La patología musculo esquelética, la neurociencia, la oncología o la cardiología que conocemos hoy le deben mucho a este invento que mi padre tuvo el placer de incorporar a su centro tras una estancia en  Nueva York.

La reflexión que me queda tras la visita ha esta exposición es que en el siglo XX y particularmente en sus últimos 50 años se llevó a cabo una gran revolución científica y que en los últimos años no hemos hecho nada más que desarrollar su potencial gracias a los avances en la informática y la genética. Ahora el reto de la medicina personalizada nos esta llevando hacia diagnósticos más precisos: el diagnóstico molecular.

En la exposición se puede ver la evolución de los asistentes a esta reunión pasando de unas decenas en las primeras ediciones  hasta los 53.000 congresistas asistiendo de este año. Hay fotos de las distintas ediciones y en ellas me viene a la memoria la primera asistencia de mi padre Antonio Manchón a este congreso en 1974. Fue una asistencia casual al realizar un viaje científico y los escasos españoles que ejercían en EEUU lo acogieron con cariño. Esta visita a la RSNA marca para mi padre un camino que le llevaría a repetir año a año permitiéndole actualizar conocimientos e incorporar las nuevas técnicas en su practica habitual y en su centro. De esta forma mi padre me inculca un interés por el aprendizaje continuo que forma parte de una de mis pasiones actuales.

Ahora en el presente se presenta entre algunos otros avances una nueva técnica que tocará explorar a nuestra generación: la Tomosíntesis  o mamografía en 3D .

0.00 - 0 Votos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>