Hoy os escribo desde un vuelo a la vuelta de un curso dónde he podido practicar las técnicas más novedosas en el estudio de patología mamaria. He podido resolver casos con una nueva técnica que promete sustituir a la mamografía en los años venideros: la tomosíntesis.

La mamografía es a día de hoy la técnica de elección para el cribado poblacional para la detección temprana del cáncer de mama. Su eficacia, aunque cuestionada, nos ha permitido aumentar tasas de supervivencia y disminuir el número de casos de cáncer de mama avanzados. Hace más de 10 años que la mamografía digital irrumpió como novedad en la especialidad de imagen para el diagnóstico mamario. Empezamos a ver las imágenes en monitores de alta resolución y pudimos almacenar, transmitir y comparar con facilidad.

La diferencia entre una mamografía analógica y una digital es bien conocida, siendo hoy en día el standard mínimo necesario. La mejora en la calidad de imagen ha demostrada un incremento en la eficacia de la técnica y en la detección del cáncer de mama.

mamo

Ahora tenemos ya una tecnología que promete sustituir esta técnica.

La tomosíntesis

La tomosíntesis es una técnica que permite que obtener imágenes en 3D de toda la mama. Es una técnica más costosa y que precisa de un mayor tiempo para su valoración. No es lo mismo ver cuatro imágenes que tener decenas de imágenes para valorar.

mamo2

¿Qué ventaja supone esta técnica?

La mamografía es una imagen 2D de un objeto que tiene volumen, la mama. La dificultad de la mamografía se basa en que estamos visualizando todos los planos de ese volumen en una misma imagen y la superposición de estructuras puede llegar a ocultar tumores. En algunos casos la mamografía puede no detectar algún tumor pequeño precisamente por este motivo.

Ahora, dispondremos de esta herramienta que permitirá estudiar en planos milimétricos todo el seno. Esta técnica promete detectar hasta un 40% más de lesiones mamarias que pasarían desapercibidas en una mamografía 2D.

Realmente es un salto tecnológico importante que puede suponer un importante cambio en el manejo y la historia del cáncer de mama. La ventaja es idéntica a la que en su día supuso el uso de la Tomografía Computarizada (escáner o TAC) respecto a la radiografía de tórax.

No podré olvidar aquella charla minoritaria hace casi  15 años  asistiendo al Congreso Americano de Radiología (RSNA)  donde tuve la suerte de escuchar a el Profesor Daniel Kopans (eminente especialista en diagnóstico de mama) explicar los primeros resultados  de esta nueva técnica en desarrollo.  Desde entonces prometía ser un cambio importante pero ahora ya podemos decir que es una realidad. En breve espero disponer de ella y poder ver de primera mano el avance que supondrá para nuestras pacientes.

Veremos que en poco tiempo se dispara la información respecto a esta nueva técnica de Tomosíntesis y es importante empezar a saber en qué consiste.

La tomosíntesis ya está aquí y ha llegado para quedarse.

0.00 - 0 Votos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.