Hoy nos sumamos al proyecto #A1000manos  bajo el lema  “Make someone happy each day, even its yourself”.

Anteriormente había seguido en Twitter otros proyectos colaborativos en la red liderados por profesionales de salud y debo confesar que siempre había deseado participar. Recientemente decidí abrirme un blog y ahora que puedo, me uno a esta llamada de blogueros de salud con una temática que me entusiasma completamente: compartir y repartir felicidad en mi entorno personal y profesional.

Nunca me han gustado las historias que acaban mal y por eso mis libros y películas favoritas tienen siempre un final feliz. Realmente me declaro una persona “happy” de espíritu. Disfruto de las situaciones donde la sonrisa predomina y huyo de los malos rollos siempre que puedo.

El propósito de poder hacer feliz a alguien cada día no tiene mérito y considero que está muy relacionado con dedicarse a la medicina. Es un privilegio tener una profesión que implica ofrecer un servicio que intenta que la vida de alguien que ni si quiera conoces pueda mejorar gracias a tu ayuda.

La importancia de saber comunicarnos con los pacientes

Decirle a alguien que se ha curado o, en caso contrario, que padece una enfermedad genera un gran impacto emocional en la persona. Es por eso que uno de los restos más importantes que tenemos nosotros, los médicos –y todos los profesionales de la salud, en general- es conseguir empatizar con el paciente mediante nuestras palabras, gestos o cualquier otra señal no verbal. Una sonrisa, una mano cogida o un abrazo son herramientas esenciales en nuestro trabajo.

En nuestro centro, parece que en la mayoría de las ocasiones lo conseguimos y es por eso que nuestro equipo a diario recibe muestras de agradecimiento y de cariño. Ese es el mejor pago de nuestro trabajo y nos enorgullece.

También es importante ser feliz en el trabajo

El propósito de hoy también debería extenderse a nuestros compañeros de trabajo y familia. En nuestro lugar de trabajo pasamos  más horas que en cualquier otro sitio, por lo que deberíamos aprovechar para ser felices y hacer felices a los demás.

Para convivir a diario con un grupo de personas que tú  no has elegido es básico ser tolerante y flexible. A veces pretendemos que nuestras manías y costumbres sean lo “normal” sin olvidarnos que la normalidad no existe.

Para demostrarlo no hay más que observar como en una mesa cada comensal adereza con más o menos sal una misma comida y nos daremos cuenta de que lo que para uno puede ser salado para otros puede ser soso. Adaptarnos a los demás permite entender esa diversidad y reduce los conflictos en cualquier grupo o equipo de trabajo.

Otro de las herramientas esenciales para ser feliz en el trabajo es estar motivado. Hay gente que espera que la motivación le venga del exterior pero mi experiencia me ha demostrado que la mayor fuente de motivación viene de uno mismo.

Las ganas de hacer bien las cosas, las ganas de pasarlo bien en el trabajo ,las ganas de reír  y compartir juntos hay que llevarlas al trabajo desde  casa. Igualmente este es un gesto que nos proporciona segura felicidad  a nosotros y a los demás y sólo depende de nosotros. Parece fácil, ¿no creéis?

Un caso real

Esta semana, una de mis pacientes jóvenes que se encuentra en pleno tratamiento de quimioterapia me ha regalado una anécdota que me ha hecho muy feliz.

Mi paciente viajaba en el tren cuando de repente una persona se acercó a ella y le dio un papel. A continuación salió corriendo y bajó en la siguiente estación. En el papel había escrito un libro de recetas para superar el cáncer y un mensaje que decía: “Todo va a salir bien”. Mi paciente levantó la mirada y la persona desde lejos levantaba el dedo pulgar indicando que todo iba a ir  bien.

Ese instante llegó en el momento adecuado en una de las semanas más duras de su tratamiento y supuso un empujón hacia arriba para los ánimos de mi paciente.

Esta ciudadana anónima nunca sabrá lo importante que fue su gesto para ella. Desde aquí me gustaría felicitarla por su iniciativa.

Por supuesto que la felicidad no es un estado  continuado pero es importante atrapar esos instantes o momentos en los que podemos conseguirla.

Este año uno de lo grandes éxitos musicales lleva por título ‘Happy’  de Pharrel Williams y  desde luego no puede faltar en esta entrada para desearos un feliz día a todos!

0.00 - 0 Votos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.