La reciente noticia de la muerte de Tito Vilanova, ex entrenador de F.C. Barcelona, por un tumor de parótida me ha llevado a pensar que esta muerte ahora no tocaba.

Creo que no es justo que alguien con tan solo 45 años y con un gran proyecto de vida personal y profesional por delante nos deje teniendo acceso a los mejores médicos y tratamientos que existen hoy en día. No es justo ni para él ni para los muchos pacientes anónimos que todavía pierden la vida por una enfermedad. Para mi es un momento de fracaso de la medicina.

Además de la patología mamaria, por mi especialidad en intervencionismo guiado, otra de la patología que manejo a menudo son los tumores de cabeza y cuello.

De los diferentes tipos de tumores de cuello, el tumor de parótida es un tumor frecuente que en la  gran mayoría de los casos es benigno (no canceroso).Cada año diagnostico muchos de estos tumores y escasamente puedo recordar uno o dos de malignos (canceroso).

Generalmente son tumores pequeños y fácilmente detectables por ser una glándula superficial localizada a ambos laterales de la cara. Precisan ser extirpados para evitar su crecimiento y la afectación de los nervios de la cara (nervio facial)  que se encuentra dentro de esta glándula. Una simple ecografía puede detectarlos con facilidad  y permite el acceso fácil con una aguja muy fina  para poder tomar una muestra y analizarlo.

En estos días he recordado a una de mis pacientes, a quien hace ya muchos años que se le diagnosticó un cáncer de mama tras el nacimiento de su tercer hijo. Ella luchó durante años y a menudo venía asustada pensando que las cosas empeoraban.  Yo deseaba darle buenas noticias y muchas veces lo conseguía. Ella me decía que yo le traía suerte.

Sin embargo, ella era médico y sabía de sobras el estado en el que se encontraba. Todavía recuerdo el triste funeral con sus tres hijos de pequeña edad similares  a la edad de los míos.

En estos días tristes por la noticia de la muerte de Tito Vilanova solo pienso que deberíamos invertir más en la investigación del cáncer y, en especial, en aquellos  tumores que sabemos que todavía no tenemos un tratamiento eficaz.

0.00 - 0 Votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>